La Parroquia de San Marcos tiene los días contados

Antes de finalizar el año puede que San Fernando cuente con una parroquia menos. Todo apunta a que desde el Obispado de Cádiz y Ceuta se va a dar cerrojazo a una de las parroquias más nuevas de La Isla; la de San Marcos Evangelista.

Esta parroquia situada en los bajos de un edificio residencial con entrada desde la calle San Bruno ha sido noticia en los últimos años primero por su último párroco, Ignacio Galán Gener, que durante algunos meses tuvo que dejar la misma en manos del actual arcipreste de San Fernando, Gonzalo Núñez del Castillo, como administrador parroquial debido a problemas de salud.

Estos mismos problemas de salud del sacerdote Ignacio Galán obligaron el pasado mes de noviembre a nombrar al administrador parroquial de la Iglesia Mayor, Luis Pedro González Rodríguez como administrador también de la Parroquia de San Marcos.

La permanencia del sacerdote Luis Pedro González como administrador parroquial de San Marcos parece que llega a su fin en algunas semanas y ya se busca un sacerdote que haga estas funciones hasta final del presente año 2022 en el que se decretaría el cierre de la parroquia y la division entre las feligresías adyacentes de los feligreses.

Todo apunta, al menos es el comentario generalizado en distintos círculos eclesiásticos y especialmente cofrades, que será el sacerdote Francisco Jesús Núñez Pérez -actual párroco de San Servando y San Germán- el encargado de esta misión.

Los motivos del cierre de esta parroquia es la imposibilidad de hacer frente a esta realidad dentro de la Iglesia local y las propias pugnas entre sacerdotes durante los últimos años. Con el cierre de esta parroquia se pondría fin también a la buena labor desarrollada por Cáritas que ayuda a la mejora diaria de la situación de muchas familias de la zona, especialmente de los límites de la feligresía con la calle San Marcos.

Igualmente en la parroquia se viene desarrollando un importante grupo de carismáticos y la labor de catequesis de comunión que en este año ha servido para que diez jóvenes reciban el sacramento.

No solo problemas de párrocos y administradores

Esta parroquia ha sido noticia también en los últimos años tanto por la merma en uno de sus grupos parroquiales como es el de María Auxiliadora que dejó ya hace algunos años de procesionar a su Titular y no se encaminó por la senda de convertirse en agrupación parroquial así como del grupo de jóvenes que bajo la denominación de ‘Coronación de Espinas’ surgió en el seno de la misma.

Este último grupo terminó su estancia en la parroquia con un decreto del Obispado de Cádiz y Ceuta en el que se afirmaba que no se aprobaría jamás la bendición y puesta al culto de la imagen que se venía realizando por parte de estos jóvenes y que finalmente fue presentada en la pasada Cuaresma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.