Tres hermandades de penitencia, dos de gloria y un Resucitado en el nuevo destino de Vez Palomino

Un sacerdote cofrade. De esta manera se apostaba por Rafael Vez Palomino cuando hace 12 años entraba como párroco de San José Artesano en San Fernando. Tras una más que discutible labor con estos grupos de la parroquia parqueña -incluyendo la salida de la Hermandad del Rosario de la misma- su nuevo destino en la parroquia de Santa Catalina de Conil le liga más si cabe con el mundo de las hermandades y cofradías.

Como párroco de Santa Catalina -único párroco de Conil- tendría en este templo tres hermandades de penitencia -Borriquita, Amargura y Soledad-, dos corporaciones de gloria -Hermandad de Nuestra Señora de las Virtudes y la asociación parroquial de Santa Catalina de Alejandría-, así como la procesión del Resucitado que organiza el Consejo de Hermandades y Cofradías.

Su cargo además conllevará ser también el director espiritual del Consejo -al menos así se establece hasta el momento- y por ello tendrá también a su cargo a las hermandades de penitencia del Lignum Crucis y la del Nazareno, así como la Hermandad de Nuestra Señora del Carmen. (ISLAPASIÓN).

La fotografía es del Resucitado en la pasada Semana Santa cedida por los amigos de "Pasión y glorias de Conil".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.