Tres Caídas desafía al viento y gana en un itinerario de ida vistoso y fotogénico



La Hermandad de las Tres Caídas volvió a ofrecer lo mejor de sí misma en su salida procesional en la tarde-noche del Jueves Santo. Como ya anunciamos varias horas antes de la salida la Junta de Gobierno decidió modificar su itinerario de ida a la Carrera Oficial motivado por el fuerte viento de levante que alcanzó a las dos de la tarde su pico más alto.

Por ello el cortejo salió presuroso intentando recrearse lo menos posible en las primeras calles del barrio para afrontar cuanto antes su paso por el Paseo General Lobo y de esta manera quitarse de la zona más problemática a lo que al viento se refería.

El cortejo va ganando en hermanos y la vistosidad de sus túnicas hacen que sea un cromatismo muy agradable a la vista para todos los cofrades que acuden a ver esta hermandad en la calle.

Tras General Lobo el cortejo siguió por San Rafael manteniendo este ritmo. Hacía calor, bastante calor, en todo el recorrido de ida y los hermanos se hidrataban así como comenzaban a comer algo. La anécdota llegó cuando la Cruz de Guía al pasar por San Rafael y llegar a la confluencia con Ancha siguió por la primera calle en dirección hacia Colón teniendo que ser alertada por la Policía municipal que debía girar hacia Ancha. 

La visión de esta hermandad en Ancha fue un acierto total. La hora -aproximadamente las cuatro de la tarde- y la vistosidad del cortejo entre los naranjos mereció y mucho la pena. Los propios cofrades de Tres Caídas ya pensaron si no era esta la mejor opción para años venideros.

Después de Ancha la llegada a la Pastora y las marchas -a cargo de la agrupación musical Isla de León- y las saetas que se sucedieron en la puerta de “Casa Naca”. Desde aquí siguió con el itinerario previsto y marcando un ritmo que en todo momento correspondió con el horario que estaba fijado así como continuó cumpliendo los acuerdos con el resto de hermandades de la jornada.

Una vez enfilada la calle Colón tras su paso por Carrera Oficial y ya libre de horarios el paso buscó la Venta de Vargas donde las saetas fueron las grandes protagonistas.

Desde aquí la vuelta a su templo en un recorrido en el que sí estuvo más mermado de público peor en el que tanto la cuadrilla, como la Agrupación Musical y los cofrades de Tres Caídas volvieron a dar su mejor visión de joven cofradía. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *