Suspendida procesión, besamano, rosario de la aurora y procesión claustral del Carmen de Cádiz

La Hermandad del Carmen Coronada de Cádiz ha anunciado este miércoles que su titular no recorrerá las calles de la capital el próximo 16 de julio a causa de las medidas estipuladas para evitar el contagio del coronavirus.

Según ha comunicado la corporación carmelitana, además de la salida procesional en la tarde del 16 de julio quedan suspendidos este año el besamano a la Virgen (que se debía celebrar los días 20 y 21 de julio), el rosario de la aurora (que iba a recorrer las calles de la ciudad el domingo 12 de julio) y la procesión claustral de la imagen el 22 de julio por el aniversario de su coronación canónica.

En cambio sí se va a celebrar la Novena en el templo carmelitano del 7 a 15 de julio, para lo cual anuncia la hermandad que se extremarán las precauciones para cumplir con los protocolos y normas sanitarias en relación al Covid-19. De hecho, de forma extraordinaria se celebrará una novena en horario de mañana (a partir de las 11.00 horas) y la habitual de la tarde (cuyos cultos se iniciarán a las 19.00 horas.

Para el 16 de julio la corporación carmelitana anuncia la celebración de un solemne funeral por todos los fallecidos a causa del coronavirus, que se iniciará a la hora en que la procesión debía salir a la calle, las ocho de la tarde.

También se celebrará la presentación del cartel "Cádiz del Carmen", que tendrá lugar el sábado 27 de junio tras los cultos sabatinos en el templo carmelitano y que este año correrá a cargo de Jaime Álvarez. Así como la felicitación a la Virgen al inicio del día de su fiesta (a las 0.00 horas del 16 de julio) que este año estará a cargo de Pablo Jaime Castellano, hermano de la cofradía, mayordomo de Vera-Cruz y profesional sanitario “en representación de los profesionales sanitarios a quien esta Archicofradía quiere rendir homenaje por su entrega, dedicación y profesionalidad en estos meses tan difíciles de alerta sanitaria”, han trasladado desde la hermandad.

“La Hermandad trabajará para que los límites impuestos por las precauciones en torno al Covid‐19 y la ausencia de aquellos cultos que ha habido que suspender no sean un obstáculo para que los devotos puedan estar cerca de la Virgen del Carmen, especialmente en circunstancias tan difíciles como las que rodean al país desde que en marzo fuera decretado el estado de alarma. Y que esa cercanía sea posible siguiendo todas las normas y recomendaciones sanitarias y de seguridad”, explican desde la corporación carmelitana. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *