Los viernes son de oración sincera y presencial ante Jesús Cautivo y Rescatado

Desde hoy los cofrades de Medinaceli han comenzado una actividad que tiene varios objetivos y que bajo el lema “Viernes de Medinaceli” quiere ser un nuevo punto de unión de la devoción a Jesús Cautivo y Rescatado.

Por ello las mañanas de los viernes, desde las 8:30 horas hasta las 12:00 horas los cofrades de esta corporación se preocupan de que la Iglesia Mayor Parroquial esté abierta a los fieles algo que no pasaba en los últimos meses. 

Clausura del primer viernes de Medinaceli.

Durante este tiempo se acondiciona una urna en la que los hermanos, fieles y devotos pueden introducir las distintas peticiones a Jesús Cautivo y poder realizar un rato de oración que acreciente una de las devociones más arraigadas en nuestra ciudad.

Es por ello que esta doble vertiente -poder mantener el primer templo de la ciudad abierto y fomentar la devoción a Jesús Cautivo- se entroncan en esta actividad que se repetirá cada viernes y que ha congregado hoy a un buen número de feligreses finalizando con el rezo de la Novena y el Ángelus que en esta ocasión ha estado destinado por los cristianos perseguidos.

Una actividad cultual que viene a dejar de manifiesto la oración sincera y presencial ante Jesús Cautivo y la labor de estos cofrades por aumentar el tiempo que el primer templo de la ciudad está abierto para los feligreses. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.