La Patrona de capataces y costaleros procesionó el jueves por las calles de Triana

Un año más  el arrabal Trianero volvió a vestir su mejores galas para presenciar la procesión de Madre de Dios y del Rosario, patona de capataces y costaleros.

El cortejo procesional comenzó a salir a las 19,20 horas de una calurosísima tarde del mes de octubre festividad del día del Pilar y Fiesta Nacional. La cruz de guía estaba acompañada por la banda de cornetas y tambores del Santísimo Cristo de las tres Caídas de Triana, a continuación tramos de hermanos con velas y representaciones corporativas de varias hermandades de Triana, el paso de la Virgen del Rosario estaba mandado en esta ocasión por el capataz Javier Espinosa, su equipo de auxiliares y cuadrilla de costaleros. El Paso de la señora iba engalanado floralmente con rosas y el acompañamiento musical fue a cargo de la banda de música del maestro Tejera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.