La gaditana Virgen de la Salud procesionó con motivo del 75 aniversario de la Hermandad de Sanidad

La Virgen de la Salud recorrió en la tarde-noche de hoy sábado las calles de Cádiz en una procesión extraordinaria celebrada con motivo del 75 aniversario fundacional de la hermandad y que ha servido además como acción de gracias, rogativa de Nuestra Madre y Señora, oración por todas las víctimas de la pandemia y homenaje a todo el gremio sanitario.

A primera hora de la tarde ya se palpaban los nervios en la iglesia de Santa Cruz. Los hermanos y devotos de la cofradía de Sanidad se daban cita en el templo del Pópulo para acompañar a su Virgen en esta efemérides. La junta de gobierno ultimaba los detalles previos a una salida extraordinaria cargada de emoción por el momento y el sentido de la misma.

El director espiritual y párroco de Santa Cruz se dirigía a los hermanos y anunciaba que era un día de gozo en medio de esta pandemia. Posteriormente se rezaban tres Ave María así como la oración del Papa Francisco a la Virgen María, ante esta epidemia del coronavirus.

Entre los que quisieron estar junto a la titular de la hermandad en este día tan importante se encontraban los tres últimos hermanos mayores de esta corporación: José Ramón Zamora, Ildefonso Herrera y Manuel Ruiz de Quintanilla, quienes vivían con devoción los instantes previos a la salida.

En la Plaza de Fray Félix se apreciaba que había ganas de ver esta procesión extraordinaria que abría un puente de diciembre muy intenso para los cofrades ya que el próximo miércoles, día de la Inmaculada, el Nazareno de Santa María y la Virgen del Rosario también recorrerán las calles gaditanas.

En medio de tanta emoción, sonaban las campanas y a la hora prevista se abrían las puertas de la Catedral Vieja. La cruz parroquial se ponía en la calle para abrir camino. El cortejo estaba integrado por hermanos y devotos, así como por las cofradías de Santa Cruz (Medinaceli, Santo Entierro, Perdón y Las Aguas). Acompañaban a Sanidad en esta esperada jornada, Inmaculada Ruiz Gené, hermana mayor de la corporación de Las Penas con la que está hermanada, así como Juan Carlos Torrejón, máximo responsable de la cofradía de Piedad del Martes Santo. Acudía a su vez una representación de la hermandad de San Gonzalo de Sevilla.

Por parte del gremio sanitario se encontraba el director gerente del hospital Puerta del Mar de Cádiz, Sebastián Quintero. Policía Local, el Colegio de Farmacéuticos, la concejal del PP, Carmen Sánchez y la delegada territorial de Salud, Isabel Paredes también acompañaban a la Virgen.

La hermana mayor de Sanidad, Carmen Castro, junto con el director espiritual y párroco de Santa Cruz, Rafael Fernández Aguilar, precedían a la imagen que lucía espléndida como siempre, con su saya blanca y su manto azul. Mientras salía el cortejo, el capataz, Andrés Cano, daba instrucciones a la cuadrilla para que elevara el palio de forma suave, en el interior del templo hasta llegar a la puerta donde la cuadrilla, que se había realizado por la mañana los test de antígenos, rezaba un Padrenuestro. A partir de ahí, Cano insistía, «muy suave todo, atento a mi voz y sin mecío, aunque suene la música, sin mecío».

Como no podía ser de otra forma, a los sones de la marcha Sanidad cruzaba el dintel de la puerta el palio de la Virgen de la Salud y después, ya en Fray Félix, se escuchaba Virgen de la Estrella interpretada por la banda de música del Nazareno de San Fernando.

El palio, escoltado por una pareja de la Guardia Civil, ponía rumbo hacia la calle San Antonio Abad donde esperaban los mayores de la residencia de San Juan de Dios con quienes hubo un momento de oración. Más tarde la procesión iría hacia Pelota y Cobos para llegar por Nueva hasta la iglesia San Juan de Dios donde le recibió una comitiva de la hermandad de la Santa Caridad y se celebró una acción de gracias ante este templo fue sede temporal de la cofradía de Sanidad durante las obras de Santa Cruz a principios del siglo XXI. Tras ello el cortejo fue iniciando su camino de regreso a su templo para concluir así un día histórico para la hermandad y para Cádiz que poco a poco recupera los cultos externos que tanto se necesitan y se echan de menos.

El primer palio por las calles de Cádiz se recogió media hora antes de lo estimado -estaba previsto a las diez de la noche- en una jornada plena de ambiente cofradiero y con un selecto acompañamiento musical por parte de la Banda de Música de la Hermandad del Nazareno de San Fernando.

Procesión extraordinaria de la Virgen de la Salud | Hermandad Sanidad | Cádiz | 4K | 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.