“La formación y acercar el Consejo a las hermandades son mis principales objetivos en estos cuatro años”

Hace tan solo una semana la nueva Junta Permanente del Consejo local de Hermandades y Cofradías de San Fernando tomaba posesión como primer momento de una etapa de cuatro años que durará este mandato. Al frente de este renovado grupo la misma persona que guió los designios del Consejo en la anterior etapa, José Manuel Rivera Barrera.

Nos acercamos, una vez más, a la sede del Consejo de Hermandades de San Fernando para acercar a nuestros lectores las opiniones del que será máximo exponente de las cofradías en nuestra ciudad. Como en anteriores ocasiones ISLAPASIÓN quiere agradecer al Consejo las facilidades mostradas siempre a la hora de recibir cualquier tipo de información para luego ser expuesta a nuestros visitantes.

Rivera Barrera nos recibe en su despacho en el que no cesa la actividad aunque haya terminado oficialmente el curso cofrade. Atiende a cada pregunta y reflexiona sobre el futuro del Consejo. 

– 
En el momento en el que termina una etapa y
comienza otra ¿Cuál es el análisis de los últimos cuatro años?

En general han sido cuatro años muy intensos donde hemos
tenido dos problemas graves como han sido las situaciones de las hermandades de
Vera-Cruz y Rosario que prácticamente se han extendido a lo largo de todo el
mandato, incluso uno de ellos aún continúa.

También ha sido un periodo en el que han destacado algunos
momentos como la celebración del Año de la Fe, que se prolongó por algo más de
un curso y medio y donde se realizaron por parte del Consejo y de las
hermandades de San Fernando actos que creo que tuvieron muy buena acogida y que
han sido los que han tenido una mayor relevancia de cara al exterior durante
este último mandato.

Se han puesto en marcha distintas iniciativas de formación; y
también se puede hablar dentro de estos cuatro años de la ampliación de la
Carrera Oficial que tuvo lugar en el primer año.

La valoración en general es positiva ya que se han
potenciado los actos que organiza el Consejo como el pregón de la Semana Santa,
 el pregón de las Glorias –que acogimos
dentro de los actos propios-, y la exaltación de la eucaristía junto a las
hermandades sacramentales.

Otro dato a destacar en líneas generales para la ciudad ha
sido la creación de la comisión Pro Corpus Christi que ha influido también en
algo que tradicionalmente que recaía en el Consejo. Creo que es algo positivo
puesto que el Consejo queda como un organismo que colabora en la organización y
el hecho de que entren nuevos actores en la misma ha servido para potenciar la
festividad y solemnidad del Corpus Christi.

– 
Según los resultados de los comicios en el
Consejo los hermanos mayores han refrendado de forma mayoritaria la labor de
los últimos cuatro años ¿Cómo valora estos resultados?

Quiero entender que esa confianza de los hermanos mayores a
la candidatura que presidía responde por un lado a mi gestión como presidente
del Consejo junto a  la junta permanente
que durante estos últimos cuatro años ha venido trabajando y por otro a la
confianza que inspiraba el grupo de personas que me acompañan en esta ocasión;  sin desmerecer ni mucho menos a las personas
que me acompañaron hace cuatro años. Tanto aquél grupo como éste lo constituyen
excelentes personas y buenos cofrades.

Al repetir candidatura cuatro años después los hermanos
mayores creo que tienen ya un conocimiento suficientemente amplio para decidir
si me consideraban la persona idónea o no para presidir el Consejo.

– 
¿Cómo es el nuevo grupo que encabeza y que
guiará el Consejo en los próximos cuatro años?

Creo que se caracteriza por ser un grupo de cofrades
formados y preparados. Era el perfil que como presidente iba buscando. Aúna por
un lado personas de experiencia amplia en el mundo cofrade y por otro personas
que quizás no tengan tanta experiencia pero que vienen destacando en sus
hermandades.

Esa mezcla de experiencia y juventud creo que es la idónea
no solo para el Consejo de Hermandades sino para cualquier junta de gobierno.

– 
¿Cuáles son las líneas básicas de actuación del
Consejo en los próximos cuatro años?

Tenemos varias, sin que haya nada especialmente llamativo
por lo novedoso. En principio tenemos distintos frentes a los que la Permanente
del Consejo tiene que hacer frente.

Por ejemplo uno es la Carrera Oficial en sí, tanto el
descenso de ingresos que la misma ha sufrido en los últimos dos años, pensar
que tipo de soluciones se pueden dar para paliarlo; como  también a una de las cosas que se achaca como
uno de los factores de ese descenso como es el tiempo de paso entre unas
hermandades y otras. Es uno de los problemas a solucionar.

Al margen de este tema, otro tipo de frente abierto para el
Consejo y en el que hace falta seguir trabajando está claro que es el tema de
la formación. Este tema es prioritario debido a que se han puesto en marcha
distintas iniciativas de mayor o menor éxito como la formación on-line dedicada
a los más jóvenes.

Estamos barajando la posibilidad de poner en marcha otros
tipos de iniciativas con respecto a la formación y lo que queremos es hacer
frente a esa realidad que constatamos en algunas de las actividades de
formación, y es que en la práctica se termina reduciendo a algo para las
personas que están en una junta de gobierno pero que no trasciende al resto de
miembros de éstas  y menos aún al resto
de la nómina de los hermanos.

Además de estos asuntos, más que una línea de actuación
tenemos una preocupación en el Consejo y es hacer del mismo una institución
cercana y en especial a nivel de presidencia del Consejo respecto a los hermanos
mayores, que aunque ya lo es, queremos que lo sea mucho más.

– 
Con respecto al tema de la Carrera Oficial en
los próximos cuatro años puede que exista la necesidad de su cambio de
ubicación o su modificación por el tranvía ¿Cómo se trabaja en este aspecto?

No se ha trabajado en ese tema hasta el día de hoy pero
somos conscientes que es una posibilidad que se ha planteado desde la
corporación municipal en determinado momento aunque en el pleno de hermanos
mayores que hubo antes de Semana Santa el alcalde comentó que lo que está
previsto es el respeto a lo que se había acordado inicialmente con respecto al
paso del tranvía: que cuando llegara la Semana Santa se pararía el servicio en
las condiciones que ya se habían comentado; es decir, se interrumpiría en el
horario de paso de las hermandades por la Carrera Oficial.

Es el último dato que tenemos, pero también es cierto que en
otros momentos se ha llegado a hablar de una posible reubicación. Desde luego
es un tema que en este mandato deba definirse y es algo que tendremos que ir
concretando en reuniones con el ayuntamiento.

– 
Una de las designaciones que hace el Consejo es
la de pregonero, tanto de la Semana Santa, como de las Glorias como el
exaltador de la Eucaristía. En ese sentido ¿Se va a seguir apostando en la
misma línea y mediante el mismo sistema?

Sí, la decisión de la persona que tiene a su cargo cada uno
de estos pregones corresponde a la Junta Permanente ya que así lo dice
claramente la norma diocesana y lo reproduce el estatuto del Consejo. Incluso
en su momento se hizo esa consulta a título particular al director del
Secretariado Diocesano, que es el intérprete designado para las normas, y se
nos confirmó que efectivamente era así.

– 
Con respecto a la otra gran designación del
Consejo como es la del cartelista ¿Se va a seguir apostando por fotografía para
el cartel de la Semana Santa?

A día de hoy ese tipo de decisiones están abiertas. La Junta
Permanente del Consejo no cierra ninguna puerta. Los últimos tres carteles de
Semana Santa han sido fotografías pero sin embargo el cartel de la exposición
del Año de la Fe no lo fue. Estamos abiertos en cualquiera de los carteles a
todo tipo de opción a la hora de su realización.

– 
Algunos temas quedaron abiertos antes del final
del curso cofrade y suponemos ahora tendrán que ser retomados por la nueva
Permanente. Uno de ellos es el reglamento de régimen interno del Consejo ¿En
qué punto está?

Lógicamente será una de las primeras tareas que acometamos
con el inicio del nuevo curso cofrade. Es un trabajo que está prácticamente
finalizado y que a expensas de algún que otro fleco que quedó pendiente y que
lógicamente con la inminencia de la finalización del mandato preferimos que
fuese la nueva Permanente la que terminara de sacar adelante el proyecto.

Cuando empiece el curso se hará un repaso del mismo por si
hubiera que incluir alguna modificación más y el siguiente trámite sería
ponerlo en conocimiento de los hermanos mayores para posibles alegaciones.

– 
Otro tema que quedó sobre la mesa fue el reparto
de los ingresos de la Carrera Oficial contando o no con las hermandades de
gloria. Fue un tema que salió al comienzo del mandato anterior y que se ha
vuelto a abrir el debate hace tan solo unos meses. ¿Cómo afrenta la nueva
Permanente este tema?

Existe, como así se trató en un pleno, la petición de una
hermandad de revisar la situación actual y por ello tendremos que tratar este
tema a nivel primero de Permanente y a nivel de pleno posteriormente.

Es un asunto que la anterior Junta Permanente trabajó en su
día y que la actual aún no ha tenido tiempo de pronunciarse y que lógicamente
tendremos que tratar al respecto.

– 
Otra patata caliente que tenía la Permanente
sobre la mesa en los últimos meses era la del museo cofrade. A este tema no se
dio respuesta por el inminente proceso electoral en el Consejo ¿Cómo se va a
tratar este tema? ¿Se van a fijar plazos?

No es que nos planteemos plazos en concreto aunque se sabe
que desde el ayuntamiento se nos urge a dar una respuesta sobre el asunto. Lo
que sí está claro que la decisión que se adoptó en el pleno en el que se trató
este asunto es que se debía esperar hasta la toma de posesión de la nueva Junta
Permanente y que lógicamente a partir de entonces continuarían los trabajos
junto al ayuntamiento para concretar los detalles del proyecto.

– 
¿El Consejo de Hermandades plantea algún
acontecimiento extraordinario de cara a los próximos cuatro años?

A día de hoy no. En el momento actual no tenemos prevista la
organización de ningún evento extraordinario en los próximos cuatro años. Entiendo
que cualquier evento extraordinario que se haga tiene que tener un fundamento y
responder lógicamente al mismo. Como Presidente no soy partidario de organizar
eventos extraordinarios sin que exista un motivo adecuado y suficiente para
ello.

– 
Muchas gracias por la atención mostrada y mucha
suerte para los próximos cuatro años

Gracias y a vuestra disposición. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.