El Corpus de Minerva recorrió las calles del jerezano barrio de San Miguel



Con calles alfombradas de flores recibió el barrio de San Miguel a la anual procesión eucarística que discurre por sus estrechas arterias y que sale de la iglesia del mismo nombre. Sin duda alguna la procesión de este tipo más característica en la ciudad de Jerez si se obvia la que hace escasos días saliera de la Catedral jerezana.

Con un cortejo bien organizado y con una masiva afluencia de fieles tras la Custodia de una procesión organizada por la Hermandad del Santo Crucifijo de la Salud y la parroquia del Arcángel San Miguel. 

La procesión salió pasadas las diez de la mañana y bajó por Santa Cecilia para llegar a San Agustín. Una vez allí giró para Berrocalas, Santa Clara, Vicario y Pollo para desembocar en la Cruz Vieja, ecuador de la procesión. Desde aquí Caballeros, San Pablo, Fate y San Miguel fueron las últimas calles del recorrido antes de recogerse en el templo de San Miguel.

El cortejo estuvo compuesto por el paso de la Virgen de los Reyes -acompañados por la Banda de Música del Nazareno de Rota- y la Custodia que volvió a tener compases isleños de la mano de la Banda Sinfónica Municipal que volvió a demostrar su alto nivel pese a las fechas veraniegas en las que nos encontramos. 

Los músicos de La Isla interpretaron de forma magistral piezas como “El Corpus”, o “Rey de Reyes” que aseguraron el nivel de la formación musical tras las bajas de algunos de sus cargos más representativos. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.