El Corpus parroquial de la Pastora agrupa a los cofrades y vecinos del barrio



Tras la celebración eucarística de las siete de la tarde con la que se ponía fin al Triduo sacramental organizado por la Hermandad de la Misericordia daba comienzo el más antiguo de los Corpus parroquiales que se celebran en nuestra ciudad, el de la Divina Pastora.

El cortejo comenzó su discurrir por la renovada plaza de la Pastora por la que desfilaron las representaciones de las distintas hermandades de la parroquia, los niños y niñas de primera Comunión, y las representaciones de las cofradías de Soledad y Santo Entierro por la vinculación con la sacramental de la Misericordia.

Tras estas representaciones, el cuerpo de ciriales anunciaba la llegada del paso de la Custodia exornado con cera, flores y elementos alusivos a la Eucaristía. Cerraba el cortejo, tras la Custodia, el palio de respeto y el Rvdo. P. Luis Palomino Millán. El acompañamiento musical corrió a cargo de la Banda de Cornetas y Tambores del Despojado de la ciudad.

Por todo el recorrido -que coincide con el que se hace para el Vía-Crucis de Cuaresma con Jesús de la Misericordia- se dispusieron algunos altares así como banderas y exornos en balcones y azoteas. El más característico el montado por el Grupo Joven de la Misericordia en la puerta de su casa de hermandad. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.