El cartel de Carmen Sánchez y el Pregón de José Martín abren el tiempo de Glorias



El tiempo de las Glorias se anuncia ya en San Fernando. Y lo hace desde ayer con el acto organizado por el Consejo local de hermandades y cofradías en el que se dio a conocer el cartel anunciador del tiempo letífico y se exaltó con el Pregón a cargo del cofrade isleño José Martín Pérez Jiménez.

El acto tuvo lugar, por segundo año consecutivo, en la capilla del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, iniciándose con el rezo por parte del Arcipreste de la ciudad, el Rvdo. P. Gonzalo Núñez del Castillo.

Como suele hacerse en los últimos años el acto tiene una primera parte en la que se descubre el cartel anunciador de las Glorias que en este año ha sido elegido mediante concurso por vez primera. El fallo del concurso dio como resultado una obra de la isleña María del Carmen Sánchez Guillén en el que se muestra a la Virgen del Carmen como elemento principal añadiéndose detalles en los que se ven reflejados el resto de hermandades de Gloria.

Un cartel pictórico que es, como diría minutos más tarde el pregonero, el verdadero pregón de las Glorias este año. Sin duda una gran obra de una de las principales valedoras del arte cofrade en la pintura en nuestra ciudad.

Tras conocer el cartel y la entrega de un recuerdo a su autora tomó la palabra Alejandro Pérez Gurría, hijo del pregonero, que en una cariñosa presentación puso a los presentes en camino hacia el pregón con anécdotas del pregonero y su devoción rociera. Todo estaba dispuesto y José Martín Pérez Jiménez tenía ganas de recitar su texto.

Un texto en prosa y verso que comenzó haciendo uso de un leitmotiv sobre el término “dóxa”, antiguo término que le dio juego para articular su particular exaltación de las Glorias, que centró de un modo especial –sobre todo al referirse a la Patrona– en su identificación con la esencia de la ciudad, “La Isla del Carmen”. 

En su exaltación no faltó las referencias a la Divina Pastora, San José y Santa Elena en distintos fragmentos como tampoco faltó un fragmento en el que el pregonero agradeció la obra que se había presentado minutos antes de María del Carmen Sánchez Guillén.

Tampoco faltó la referencia a la jornada de reflexión y lamentar “toda una campaña dedicada al enfrentamiento, a buscar el defecto del contrario” en una parte de la exaltación en la que el pregonero pidió respeto a las creencias de los católicos.

Pero si alguna advocación estuvo presente en el texto esa fue la del Rocío. El pregonero quiso intercalar fragmentos y hacer un remate totalmente rociero de su Pregón. El centenario de la Coronación de la Virgen y el traslado en los próximos meses a Almonte sirvieron de final para hablar de la semilla rociera que ha germinado en La Isla.

Un pregón y un cartel que anuncian la llegada de un nuevo tiempo de Glorias. Un cartel y un pregón de alta calidad para las Glorias de La Isla que se abrirán en tan solo unos días con la salida del Patrón San José. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *