OPINIÓN: Adiós con el corazón… – ‘Editorial de ISLAPASIÓN’

… que con el alma no puedo. Algo así podríamos decir en estos últimos días en los que Rafael Vez Palomino termina su labor como párroco en San José Artesano. Cuando empezaba esta web -por julio de 2001- Rafael Vez Palomino era para los cofrades de San Fernando lo que podría llamarse “un cura cofrade” que incluso ya había sido nombrado pregonero de la Semana Santa en el año 2000. 

Lo que le situaba como alguien perfecto para llevar una parroquia en La Isla a los ojos de los cientos de cofrades que ya habían vivido situaciones “de tira y afloja” con algunos párrocos por aquella época. Y su llegada coincidió tan solo un año después del nacimiento de nuestra web.

El 8 de septiembre de 2002 tomaba posesión como párroco de San José Artesano y no mucho después ya daba los primeros titulares con la expulsión del seno de esta parroquia de las Comunidades Neocatecumenales que allí residían y que habían sido un pilar básico para la construcción del nuevo templo del barrio del Parque. Pero claro, esto no fue una medida contra los cofrades, al contrario, muchos vieron en esta forma de restar fieles y parroquianos un auge del movimiento cofrade que allí residía -hasta este momento Prendimiento y Rosario únicamente-.

Predicó cultos de muchas cofradías por aquella época -cosa normal cuando un sacerdote llega a San Fernando- y su posicionamiento con el mundo cofrade alcanzó cotas muy altas de popularidad cuando en el año 2004 funda la Hermandad de la Resurrección, un anhelo de los cofrades de La Isla desde décadas atrás.

Quizás este pudiera ser el punto de inflexión de su vida como párroco en San Fernando. La Resurrección comenzó con vaivenes entres sus miembros más destacados. Una vez formada una Junta de Gobierno la cosa no fraguó por imposiciones desde la dirección espiritual y lo que prometía ser una hermandad fresca, un soplo de aire nuevo para las cofradías de la ciudad con ganas y empuje resultó ser todo lo contrario: problemas y más problemas.

Y así fue desarrollando su labor pastoral coincidiendo con problemas con casi todos los grupos que conforman la parroquia del Parque. Quizás el más destacable el desencuentro con la Hermandad del Rosario desde hace algo más de tres años. Los hermanos del Rosario que desde su fundación hace más de 25 años no dieron problema alguno se vieron dentro de una vorágine de hechos que llevó al nombramiento de una gestora para la corporación del Sábado Santo.

Estos hechos acabaron por decreto del Obispado de Cádiz sacando a la hermandad de los dominios de Rafael Vez y colocando en una situación entre muchos interrogantes al que es canónigo de la Seo gaditana.

Ahora, con su marcha, una vez cumplidos doce años al frente de la parroquia de San José Artesano queda por repasar los “cadáveres” de tantos parroquianos que quedaron por el camino. Tantos enfrentamientos personales frutos de la soberbia más atroz.

Se abre por tanto a partir de la marcha de Rafael Vez a Conil un nuevo tiempo en la parroquia de San José Artesano. Tiempo de sumar y no restar -o dividir- como ha pasado en todo este tiempo y de aglutinar a todos aquellos que se fueron por una puerta falsa por motivos tan dispares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *