La Semana Santa pende de un cable… y unas obras en Sánchez Cerquero

A 145 días del Domingo de Ramos una calle atormenta a los cofrades: Sánchez Cerquero. Una calle nada usual dentro de los cortejos de las hermandades isleñas que ya saltó a las noticias cofrades cuando el pasado mes de septiembre fue transitada por la primera procesión en nuestra ciudad y que discurrió sin público por ser demasiado estrecha en su acerado y no permitir un distanciamiento social adecuado.

Y ahora sin duda Sánchez Cerquero se vuelve la calle más importante para los cofrades. Esta vez por ser la vía de salida tras la Carrera Oficial más adecuada al no poder -si todo va sobre lo previsto- utilizar el tramo de Plaza del Rey que continuaría por la calle Isaac Peral debido a las obras en la propia Plaza del Rey que están por comenzar en pocas semanas según declaraciones de la Alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada.

La obra de la Plaza del Rey imposibilita el paso por el lateral de la misma en el que se encuentra la Gran Vía, y por tanto para volver por ese mismo lado hacia Las Cortes o Cayetano del Toro las hermandades la opción que tienen es Sánchez Cerquero. Pero aquí se encuentran uno o incluso dos problemas.

El primero se tenía desde hace meses cuando se conoce que no se puede transitar por el lateral de la Plaza del Rey, y no es más ni menos que un cableado que se encuentra a 4,80 metros de altura y que imposibilitaría el paso de buena parte de los cortejos por esta calle y que les obligaría al menos a llegar hasta la calle Losada. Esto imprimiría hasta 40 minutos más de recorrido en algunos cortejos para emprender el camino de regreso tras el paso por Carrera Oficial. El más llamativo sería el caso de la Hermandad del Perdón que vería ampliado en bastantes metros su itinerario -ya amplio- de regreso a la Casería.

Pero desde esta semana se encuentra un nuevo obstáculo a la Semana Santa de San Fernando: las obras de saneamiento y pavimentación de la calle Sánchez Cerquero. Y es que por si la zona no tenía complicaciones ahora se establece una obra de cinco meses de duración que podría dar al traste con toda la organización de la Semana Santa. Varias actuaciones entre las calles General Valdés, Sánchez Cerquero y Daoíz -centro neurálgico de la posible solución al paso por la Plaza del Rey- podría ser un gran problema para una nueva y esperada Semana Santa.

Lo que parece que si se podrá transitar es el andén del ayuntamiento. El tramo de la Plaza del Rey más cercano a la escanlinata de entrada principal al edificio consistorial. Eso sí, una vez pasado el entorno de las calles Sánchez Cerquero y General Valdés.

Es momento de hacer cuadrantes de horarios e itinerarios. Pero la Semana Santa pasa por Sánchez Cerquero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *