La procesión del Cristo de la Almadraba crece en público y esfuerzos



Un año más -y van tres desde que se configuró como algo más que una procesión de niños- el Cristo de la Almadraba paseó por las calles cercanas al Cerro de los Mártires.

Desde este enclave de la ciudad volvió a salir por segundo año de una carpa montada al efecto junto a la capilla. Desde aquí, y con un ritmo parsimonioso volvió a bajar por el empinado camino que le conduce al barrio de Gallineras rodeado de mucho público y con los sones -por vez primera en nuestra ciudad en la calle- de la Agrupación Musical "Esencia – Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas".

Esta procesión -que se hace fuera del ámbito arciprestal- reúne cada año a un mayor número de curiosos y devotos que se acercan hasta este lugar del extrarradio de la ciudad para contemplar la que es la primera procesión que recorre las calles de La Isla.

Con penitentes, mujeres vestidas de mantilla, una cuadrilla de cargadores volcada durante el año con este día y muchos familiares que acompañan a este Cristo durante todo su recorrido hasta que finaliza en el restaurante "Casa Pepe" donde la imagen se expone durante todo el año. 

El Viernes de Dolores se vive de una forma especial, un año más, en el barrio de Gallineras. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *