“La hermandad lo necesitaba y creo que los resultados se vieron el Miércoles Santo”

Juan Carlos Peña Cerezo ha querido mediante un comunicado agradecer las muestras de cariño y apoyo recibidas durante los últimos días por la labor de la cuadrilla que ha encabezado y que portó a los Titulares de la Hermandad de la Vera-Cruz el pasado Miércoles Santo.

Reproducimos a continuación el citado comunicado:

Como hermano que soy desde hace muchos años de la Vera-Cruz
sentí la obligación de dar un paso adelante en el momento que la cofradía se
quedó si cuadrilla a pocos meses de la salida procesional.

Para ello monté un proyecto, junto a personas que apostaron
por esta idea desde un principio, y se la presenté a la hermandad con la única
finalidad que la cofradía, pese a todos los problemas que tiene, el tema de los
cargadores no fuera uno más sino todo lo contrario.

Este proyecto se basó desde un principio en tener dos
cuadrillas para poder hacer unos relevos más largos pero que no fuera en
detrimento de los cargadores. Esos relevos largos, y que no fueran muchos,
también irían a favor de no romper el ritmo del andar de la cofradía en la
calle.

La hermandad aceptó mi propuesta y nos pusimos manos a la
obra para que lo que se planteaba en el papel fuera una realidad. Ensayos,
problemas que se fueron solucionando, y todo con el único objetivo de hacer una
labor a la altura de una hermandad bicentenaria y con el arraigo que tiene la
del Cristo de la Vera-Cruz y la Virgen del Mayor Dolor.

El Miércoles Santo fue un día en el que todos los que
conformamos este proyecto disfrutamos muchísimo. El trabajo bajo los palos es
también disfrute, y aunque un paso duro, el trabajo se pudo ver en cada uno de
los momentos que el paso estuvo en la calle.

Los hombres que formaron la cuadrilla superaron las
expectativas y la hermandad pudo hacer su estación de penitencia de la manera
que estaba prevista.

Por ello no puedo dejar pasar este momento, días después de
finalizar la Semana Santa, en agradecer en primer lugar a la Hermandad de la
Vera-Cruz, con su Junta de Gobierno a la cabeza, por confiar desde un primer
momento en el proyecto presentado y que el Miércoles Sato se hizo una realidad.

Tras ellos, mi agradecimiento a todos y cada uno de los
hombres que han formado parte de la cuadrilla de la Vera-Cruz. A mi cuerpo de
capataces, a los cargadores y a todos aquellos que nos han animado a seguir
adelante ante las adversidades y hoy nos felicitan por el trabajo realizado.

A todos ellos gracias pero en especial al Santísimo Cristo
de la Vera-Cruz y a la Virgen del Mayor Dolor que nos pusieron en su camino e
hicieron posible que hoy podamos contar todo lo sucedido con las miras puestas
ya en otro Miércoles Santo.

A todos, gracias.

Juan Carlos Peña Cerezo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *