El Ayuntamiento niega a las hermandades poner barras en la festividad de San Antón

En la mañana de ayer se celebró en el Parque Almirante Lauhlé la tradicional festividad de San Antón, Patrón de los animales. Cada año esta jornada sirve, además de para honrar la memoria del santo y bendecir a los animales de dotar de distintas actividades relacionada con las mascotas.

Cada año -salvo en 2021 por la suspensión de la celebración de esta festividad- algunas hermandades y agrupaciones parroquiales -en el caso de la Hermandad del Gran Poder o la Agrupación Parroquial de la Reina de los Ángeles- montaban en colaboración con el Ayuntamiento de San Fernando unas barras para disponer a precios populares de alimentación y bebidas para aquellas personas que participaban de la jornada del Patrón de los animales.

En este 2022 algunas hermandades -entre las que destacan Gran Poder y Perdón- se interesaron en volver a realizar esta misma labor en colaboración con el Ayuntamiento de San Fernando. Por parte de las delegaciones responsables de esta celebración finalmente -aunque en un principio todo se disponía para ello- decidieron negar la posibilidad a las hermandades de montar estas barras en el Parque Almirante Lauhlé alegando la situación de la pandemia del coronavirus.

A diferencia de esto las empresas relacionadas con el ámbito animal y las distintas protectoras si establecieron pequeños puestos tras el auditorio en el que se mostraba su actividad con la máxima cercanía de los presentes.

Esta decisión coincide también con la que tampoco comprendieron las hermandades el pasado mes de julio con la coincidencia de las fechas de la Feria del Carmen y de la Sal en la que empresas privadas pudieron establecer a modo de casetas sus establecimientos en el recinto ferial mientras se les negó hacerlo a las propias hermandades y cofradías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.