Andrés García Saucedo elegido por unanimidad como Hermano Mayor del Rosario

La cofradía del Sábado Santo pone fin así a un periodo gris superando incluso a pocos días del cabildo la enésima interferencia de su exdirector espiritual, Rafael Vez con el único objetivo de extinguir la cofradía

En el día de Santa Lucía, patrona de los ciegos, la Hermandad del Rosario ve por fin la luz tras más de tres años de oscuridad y de piedras en el camino de su normal vida en hermandad. La jornada del 13 de diciembre quedará marcada de forma distinta en los calendarios: por un lado de júbilo en la de todos los hermanos y devotos de la Virgen del Rosario en Sus Misterios Dolorosos y como una nueva derrota en las aspiraciones personales de aquellos que durante este tiempo han intentado por activa o por pasiva llevar a esta corporación a su extinción.

Ha sido el momento en el que culmina mucho trabajo, quizás demasiado, entre todas las partes –hermanos, Consejo y Obispado- para poner una solución viable y natural a una situación enquistada con un solo protagonista en contra del cauce normal de los hechos, el exdirector espiritual de esta cofradía, canónigo de la seo gaditana y párroco de San José Artesano, el Rvdo. P. Rafael Vez Palomino.

Con la celebración del cabildo de elecciones y la proclamación de Andrés García Saucedo como hermano mayor con 79 votos a favor la cofradía de la madrugada del Sábado Santo vuelve a su ritmo habitual, gobernada por sus hermanos, pero, lejos de la sede canónica que viera nacer a esta corporación.

Se pone fin por tanto a años, casi cuatro, en los que sus hermanos han tenido que ver como de manera sistemática se ha intentado por parte de su exdirector espiritual –que no figura en el censo de hermanos de la cofradía- llevar a la misma hasta su desaparición. Con este cabildo la hermandad podrá de nuevo realizar su estación de penitencia, trabajar en la labor parroquial –ahora en la Iglesia Mayor- y difundir el mensaje del rezo del Rosario, puntos clave dentro del programa de García Saucedo como candidato a hermano mayor, así como la elaboración de un nuevo altar para su Titular.

Es por tanto hoy, 13 de diciembre, día de alegría para el mundo cofrade isleño en general que ve como la lógica y la razón vuelven a imponerse a los intereses personales; y en particular para todos los hermanos del Rosario, anónimos bajo un escapulario, que podrán dar culto y vivir su vida cofrade como el resto de cofrades isleños junto a la Santísima Virgen. 

EL ÚLTIMO INTENTO FALLIDO

Si bien ha sido en los días previos al cabildo de elecciones cuando se ha registrado el último intento por parte del exdirector espiritual de la hermandad para poner fin a esta cofradía con la impugnación del mismo -al presentarse una lista con 10 y no 11 miembros de la futura junta de gobierno- por incumplimiento de los estatutos de la cofradía.

Recordamos, de nuevo, que el sacerdote isleño no forma parte de la nómina de la cofradía del Rosario y que este recurso de impugnación ha quedado totalmente zanjado al dictarse por parte del Obispado de Cádiz y Ceuta una dispensa –como en tantos otras casos ocurre- para que esta circunstancia no imposibilite a la realización normal del cabildo de elecciones.

Vez Palomino quizás no recuerde con el paso de los años, al presentar esta impugnación, la dispensa concedida a la hermandad de la Resurrección –de la que es director espiritual- para su cabildo de elecciones en el que la lista no contaba tampoco con el mínimo de once miembros para formar su junta de gobierno. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.