Triduo a la Divina Pastora (y III): La víspera del 15 de agosto

La tarde-noche del 14 de agosto suele señalarse en rojo en el calendario pastoreño. Es la jornada más corta, en lo que al Triduo se refiere, pero que se alarga más hacia la medianoche con el posterior rosario de antorchas y la felicitación a la Virgen.

En este 2021, como pasara en 2020, no habrá felicitación a la Virgen ni rezo del Santo Rosario por las calles con el Simpecado. Este 14 de agosto se ha reducido únicamente al tercer día del Triduo marcado por ser la antesala del día grande para los pastoreños.

En esta jornada no se reza el Rosario previo a la eucaristía sino que se rezan las vísperas al Santísimo. Y tras las mismas comenzaba el tercer día del Triduo. Con temperaturas casi más altas que en los dos primeros días pero con un buen número de hermanos que completa el aforo del templo antes de comenzar la Santa Misa.

En su homilía el predicador de este año, el Rvdo. P. Luis Palomino Millán, se ha centrado en la festividad de la Asunción de la Virgen María, o la dormición como también era conocida, y la implicación de esta festividad en el orbe cristiano.

Tras la celebración eucarística un grupo de hermanos costaleros ha realizado una ofrenda floral a las plantas de la Santísima Virgen.

Como curiosidad la Divina Pastora luce desde la jornada de hoy con su corona de la Coronación Canónica sustituyendo al sombrero de estreno que lucía desde el inicio del Triduo. Igualmente se ha podido ver un crucificado en la mesa de altar que no se había colocado en los dos días anteriores.

Tercer día del Triduo a la Divina Pastora de las Almas Coronada | 4K | 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *