Pablo Quijano pregona a la Virgen de la Salud con un texto de clara denuncia social

La Hermandad del Ecce-Homo ha celebrado este mediodía la Solemne Función en honor de su Titular la Santísima Virgen de la Salud con motivo de la próxima festividad de la Natividad de la Virgen.

En la misma, celebrada por el párroco de la Pastora, el Rvdo. P. Luis Palomino Millán, se han impuesto los escapularios a los hermanos y hermanas de esta corporación del Lunes Santo.

Tras la celebración religiosa ha tenido lugar el Pregón a María Santísima de la Salud que en este 2015 ha corrido a cargo del cofrade Pablo Quijano Cabeza.

El acto del Pregón ha dado comienzo con la lectura por parte de la Secretaria de la hermandad del acta en la que se elegía pregonero de la Santísima Virgen. 

La presentación de Pablo Quijano ha estado a cargo de Francisco Sánchez Zambrano, periodista isleño y redactor jefe de la sección de provincia del Diario de Cádiz. Sánchez Zambrano en una excelente glosa ha querido recoger el sentir de varios familiares del pregonero sobre sus distintas facetas personales. Recordó el presentador la anécdota de la no mención por parte de Pablo Quijano de la Virgen de la Salud tanto en el libro “Cristo muere en La Isla” como en su Pregón de la Semana Santa de San Fernando del año 1981. Era por tanto esta una oportunidad del pregonero de “desquitarse” de esta afrenta. 

No quiso tampoco el presentador en unas emocionadas palabras dejar de recordar a su hermana, la que fuera hermana del Ecce-Homo, Malole Sánchez Zambrano, fallecida hace dos años.

Tras estas palabras de Sánchez Zambrano tomó la palabra el pregonero de la Salud del 2015 quien ofreció su Pregón a los que “pasan más necesidad” así como en su comienzo hizo una oración por todos los hermanos del Ecce-Homo que nos precedieron.

En una aproximación histórica a la advocación de la Salud con referencia a los textos del historiador Fernando Mósig, el pregonero ahondó en la vinculación del Papa Francisco con esta advocación con inminentes raíces romanas. 

Tras esta parte de la exaltación el pregonero se preguntó ¿Dónde está la Salud? haciendo referencia a la falta de la misma en las personas que tienen que acudir a comedores sociales, la falta de trabajo y la asistencia de la Iglesia a todas ellas. Esta falta de salud la contrarrestó con un futuro en el que se soñara con un mundo mejor.

Ahondó también en los problemas políticos de la sociedad: el despilfarro, la falta de palabra en los políticos y la poca identificación con los problemas de los ciudadanos. Aseguró el pregonero que cuando se superen estos aspectos, habrá salud.

Con estas referencias de clara denuncia social Pablo Quijano quiso entroncar sus reflexiones con las cofradías a las que dijo que los cultos y procesiones no pueden ocultar esta realidad haciendo referencia entre otros a la crisis humanitaria en Siria.

El final del Pregón, de nuevo con el recuerdo a Malole Sánchez Zambrano, se remató con un romance que acabó con un largo aplauso de los presentes.

La entrega de un cuadro con la imagen de la Virgen de la Salud concluyó este mediodía en el templo pastoreño. 

Puedes leer el texto completo de este Pregón haciendo click aquí. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.