Las filiales rocieras realizaron una convivencia previa al Vía-Crucis penitencial del 22M

En la joranda de ayer las hermandades filiales del Rocío de las Diócesis de Cádiz y Ceuta y Asidonia Jerez realizaron una convivencia previa al Vía-Crucis penitencial que se celebrará el próximo 22 de marzo desde Almonte hasta la aldea del Rocío organizada por estas mismas hermandades. 

La convivencia se realizó en la finca Los Alburejos de la familia Domecq y dio inicio con una eucaristía presidida por un dominico jerezano -del convento de Jerez, sede de la hermandad rociera jerezana- y concelebrada por dos sacerdotes agustinos de Chiclana y por el arcipreste de San Fernando, Rvdo. P. Alfonso Gutiérrez Estudillo. 

Tras la eucaristía se procedió a la convivencia propiamente dicha en la que se distinguió con la vara de peregrino a un rociero jerezano que durante su trayectoria en la hermandad ostentó el cargo de Hermano Mayor y al que se le reconoció por su colaboración e implicación en la organización de este Vía-Crucis. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *