Saiz Meneses: “Si me piden una procesión extraordinaria cuando pase esto, lo recibiré con los brazos abiertos”

El arzobispo electo de Sevilla, José Ángel Saiz Meneses, continúa la ronda de entrevistas que durante esta semana está concediendo a los medios de la capital hispalense. Este martes ofreció en el programa La Pasión de 7 TV nuevas claves de cómo será su relación y predisposición ante las cofradías, una realidad que reúne a más de 600 entidades en toda la Archidiócesis de Sevilla.

En este programa aseguró que “en todas las manifestaciones de fe que haya en Sevilla procuraré hacerme presente en la medida de mis posibilidades”. Esta motivación con su nueva designación la trasladó a una respuesta que se ha hecho viral en redes sociales: “Si me piden una procesión extraordinaria cuando pase esto, lo recibiré con los brazos abiertos”. Con estas declaraciones, Saiz Meneses ha reconocido dar importancia a la piedad popular que atesora Sevilla.

En la entrevista también ha recordado su pertenencia a la Macarena desde que presidió su función en 2019: “Soy hermano de la Macarena, es una imagen preciosa” Respondiendo también que “ahora me debo a todas las hermandades y devociones”. Todo ello relacionado a su relación con las hermandades de su sede partida, Tarrasa: “Allí me decían que era el arzobispo rociero, lo de arzobispo cofrade ya lo he visto escrito en algún periódico. Me haré sevillano con los sevillanos para vivir allí mi misión y que entre todos podamos ser una iglesia viva y evangelizadora”.

Por otro lado, el programa El Llamador de Canal Sur Radio también ha conversado con el prelado en su nuevo formato de podcast. Allí señaló su “visión positiva” de las cofradías porque “las conozco bien de aquí, pero en Sevilla multiplícalo por mil”. Apunta a “la fuerza evangelizadora grande” que poseen, porque “la evangelización de la fe es un elemento clave en la iglesia actual y se realiza en el mundo de las hermandades, que son un gran ámbito para la transmisión de la fe”.

Por ello, Monseñor Saiz Meneses pide “que todos los hermanos que forman parte de las hermandades vivan con intensidad su vocación cristiana y cofrade, que les lleve a centrar su vida en Cristo y en María. Que ese amor al Señor y a María nos lleven a ser sensibles con las necesidades de otros hermanos como nosotros. Sé que ya las hermandades lo viven, Mi consejo es que sigan profundizando. Tenemos que mostrar una cara amable de la Iglesia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.