Con la salida de Santa Elena se cierran las procesiones del mes de mayo en La Isla



El buen tiempo acompañó ayer a la salida procesional de Santa Elena. El viento no hizo presencia y se pudo disfrutar de una procesión que va en aumento en su corto espacio de vida. Y es que sin grandes alardes la de Santa Elena es sin lugar a dudas la procesión letífica que más ha avanzado, más se ha engrandecido, en la última década.

Buena muestra de ello es su paso que ayer estrenaba la primera fase del dorado. Un tiempo récord para unas andas que van mostrando cada vez un aspecto distinto y que gusta mucho.

El cortejo comenzaba a salir de la Vaticana y Castrense de San Francisco minutos después de las seis y media de la tarde. Cuando aún el paso de la Santa Emperatriz se encontraba moviéndose en el interior del templo sonaba en el exterior “Pescador de hombres” a cargo de la banda de música de la hermandad del Nazareno que puso ayer el acompañamiento musical a la procesión mostrando un gran nivel. 

Un ritmo bastante correcto en la primera parte del itinerario: el que lleva a la hermandad hasta la Plaza de San José donde se reza en su interior y el paso encara la puerta de la capilla de los Desamparados. 

Más público en esta segunda parte del recorrido que acompañó tanto en la Plaza y calle de San José como al paso por la Alameda Moreno de Guerra a la Santa Emperatriz portada por una cuadrilla de hermanos de la corporación letífica más joven de nuestra ciudad.

Minutos antes de las once de la noche el cortejo volvía a la Castrense de San Francisco para concluir así una procesión marcada por un ambiente cuasi estival que acompañó para que el público arropara un año más a esta procesión. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *