Las mujeres podrán ejercer de acólitas, monaguillas o lectoras instruidas

Así lo ha venido a aclarar el Papa Francisco con un simple cambio de una palabra en el canon 230 § 1 del derecho canónico. Y es que al suprimir el término varón de este artículo las mujeres podrán participar como acólitas, monaguillas o lectoras instruidas ya sea en una misa, celebración de sacramento o acto de culto privado o púbico.

Esta es una cuestión que venía enfrentando a mujeres que querían realizar estas laboras con algunos párrocos y directores espirituales, también en San Fernando, para su participación dentro de la liturgia.

A todos los efectos, ordenado por el Papa y así figurando en el Código de Derecho Canónico, varones y hembras son exactamente iguales en estos servicios a Dios y a su comunidad de fieles. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *