La Virgen de los Dolores presidió el rezo del Vía-Matris en el interior del Carmen



Comenzó la Cuaresma y lo hizo de forma extraordinaria con un acto que se encuadra dentro de la celebración del 50 aniversario fundacional del Consejo local de hermandades y cofradías.

Y se hizo con un acto cultual, un acto de oración, que congregó a un buen número de cofrades en la Iglesia conventual del Carmen junto a la imagen de la Virgen de los Dolores que recibe culto en este templo.

Esta modalidad de acto de culto, nunca antes celebrado en nuestra ciudad, ganó en recogimiento cuando el cortejo discurría por las naves laterales del templo carmelitano así como por el patio del convento que estaba iluminado con antorchas. 

El rezo de los distintos pasajes estuvo acompañado por el Rvdo. P. Lázaro Albar, Vicario Episcopal de la Bahía de Cádiz y párroco de la de San José Artesano de nuestra ciudad. El acompañamiento musical estuvo a cargo de miembros del Coro San Juan de la Cruz y la Banda de Música de la Hermandad del Nazareno de nuestra ciudad.

El normal discurrir por el itinerario marcado solo se vio frenado durante algunos minutos por la necesaria maniobra para quitar la parte baja de la parihuela y así poder superar la altura de las puertas de entrada en la zona conventual. 

La Santísima Virgen, una de las joyas de la imaginería en nuestra ciudad, lucía de manera especial entre la penumbra de la primera noche de Cuaresma.

Un acto extraordinario para una Cuaresma que ya comienza con la oración y el silencio junto a la Virgen de los Dolores. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *