La imposición de cenizas en los templos marca el inicio de una anómala Cuaresma

Extraña. Así será desde su inicio esta nueva Cuaresma que da comienzo hoy y que se ha adelantado en algunos templos con las eucaristías de imposición de cenizas en horario matinal y que seguirán esta tarde en los distintos templos de la ciudad.

En la de San Francisco de Asís muchos han sido los que han querido acudir a las once y media de la mañana a esta celebración coincidente también con la misa que cada semana se dedica a esta hora en la jornada del miércoles en honor de San Judas Tadeo.

Misa de imposición de cenizas en la Parroquia de San Francisco | 4K | 2021

Muchos fieles en una eucaristía en la que el rito de la imposición de cenizas ha sido deferente a años anteriores tal como indicó la congregación para el Culto Divino y la disciplina de los Sacramentos el pasado 12 de enero debido a la pandemia del coronavirus.

Por ello una vez pronunciada la oración de bendición de las cenizas y después de asperjarlas, sin decir nada, con el agua bendita, el sacerdote “se dirigirá a los presentes, diciendo una sola vez y para todos los fieles, la fórmula del Misal Romano: “Convertíos y creed en el Evangelio”, o bien: “Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás”. Tras ello, el sacerdote se limpiará las manos y se pondrá la mascarilla para proteger la nariz y la boca. Posteriormente, impondrá la ceniza a cuantos se acercan a él o, si es oportuno, se acercará a los fieles que estén de pie, permaneciendo en su lugar. Asimismo, el sacerdote tomará la ceniza y la dejará caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada”.

De esta manera ha dado comienzo esta anómala Cuaresma que concluirá con una no menos extraña Semana Santa. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.