Hasta el Niño Jesús de Praga lleva mascarilla en las comuniones del Carmen de Córdoba

Durante estos 13 meses que vivimos con la cercanía de la Covid-19 han sido muchas las imágenes que se han ido sucediendo en los distintos templos. Hemos pasado de ver templos completamente vacíos y cerrados a templos que vuelven a tomar un aspecto con más fieles, hasta llegar a la mitad de su aforo.

Hemos visto sacerdotes que pasan de todas las recomendaciones sociosanitarias -e incluso alardean de no hacerlo- a quienes miman cada detalle en los distintos oficios religiosos. De geles, mascarillas, distanciamiento, aforos, de todo hemos visto en el año y algunas semanas que venimos viviendo en esta situación tan distinta a lo que conocíamos.

Lo que no habíamos visto hasta ahora era una imagen que tomaba alguno de estos elementos salvo hasta este pasado fin de semana con las comuniones que se celebran en la Parroquia del Carmen de Córdoba asociada al colegio carmelita de la ciudad califal.

En este caso como cercanía a los niños y niñas que recibían la Primera Comunión se colocó en el presbiterio del templo la imagen del Niño Jesús de Praga tan relacionada con la comunidad de Carmelitas Descalzos a la que se le añadió una mascarilla al igual que la que usan estos niños y niñas y el propio sacerdote, el isleño fray Ángel Palomino Outón.

Sin duda una forma de acercar a la realidad que vivimos y de naturalizar la situación junto a estos niños y niñas en un día tan especial que esperemos pronto se pueda vivir en la total normalidad de estos actos religiosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *