Una procesión como mejor exponente de los 275 años de la Soledad en La Isla

275 años se cumplen en este 2022 de la fundación de la hermandad de penitencia más antigua de San Fernando, de los orígenes penitenciales en La Isla. Estos corresponden a la Hermandad de la Soledad, el inicio de la Semana Santa isleña, y que ayer se conmemoraron con una procesión extraordinaria presidida, como no podía ser de otra forma, por la dolorosa soleana.

Aunque la salida estaba prevista a las seis y media de la tarde, media hora antes en el interior del templo ya se agolpaban las distintas representaciones de las hermandades así como los hermanos que iban a participar en el cortejo. Este momento sirvió también para que la Hermana Mayor de la Soledad, Mercedes Guerrero, impusiera en el banderín de la banda de Agripino Lozano el corbatín con motivo del 275 aniversario fundacional.

Tras este acto y ya con el paso puesto en carrera la Hermana Mayor de la Soledad quiso agradecer de manera previa a comenzar la salida a todos aquellos que iban a participar de la misma y quiso animarles a vivir con intensidad la jornada. Una jornada marcada por el viento de levante que deslució en parte todo lo que desde la corporación se había preparado en lo estético y que complicó la jornada con el sudario que pende de la cruz y la imposibilidad de tener la cancelería encendida durante toda la noche.

Pero ese, el viento de levante, fue el único inconvenitente de toda la procesión. El resto fueron puntos muy positivos que se fueron sucediendo a medida que se recorrió el itinerario previsto. Un itinerario que comenzaba con la salida desde la Iglesia Mayor cuando el nutrido cortejo se ponía en la calle. Además de las hermandades isleñas, el Consejo, representaciones políticas -con la ausencia de la alcaldesa, Patricia Cavada-, y la Hermandad de la Soledad de Chiclana, fueron muchos los hermanos que quisieron portar cirio antecediendo a la Santísima Virgen.

El paso, una vez pasado el dintel de la Iglesia Mayor, comenzó su recorrido a los sones del Himno Nacional tras el que se interpretó la marcha ‘Madre Soledad’ de Enrique Busto y Luis León compuesta para este aniversario y que se estrenaba en la calle en ese mismo instante. La formación musical interpertó un repertorio muy cercano al del Viernes Santo, sin tambores destemplados, y con incorporaciones de marchas acordes a la jornada tal como había previsto la propia hermandad y comisión del aniversario.

El recorrido, aunque aparentemente algo más extenso que la procesión de cada Viernes Santo, parecía que lo era más aún cuando en la primera parte se acumularon algunos minutos de retraso debido al viento de levante que soplaba con fuerza y que obligó a anudar el sudario en la parte trasera de la cruz ya que anteriormente había quedado anudado a una de las estrellas de la diadema de la Viregn, con el peligro que esto suponía para esta pieza de orfebrería.

El público acompañó en todo momento, quizás bajando un poco en número en el horario de cenar. El resto del tiempo las aceras se iban completando una vez llegaba la Cruz de Guía a cada punto. Las hermandades se retiraron al llegar a la calle Colón, momento en el que el cortejo quedó reducido a los hermanos, presidencia y cuerpo de acólitos.

Entre los momentos destacados de la procesión se encuentran sin duda aquellos en los que la Coral Logar de la Puente interpretó piezas al paso de la Soledad. En la calle González Hontoria -cpn la plegaria a la Virgen de la Soledad de Juan Flores- y en la calle Maesto Portela con el Ave María de Caccini.

En lo que a las marchas se refiere destacó la interpretación de un buen número de marchas isleñas como Caridad para mi Hijo, La Piedad -ambas del recordado José Ribera- o Cristo Rey en la primera parte del recorrido así como las que se interpretaron en la calle Maestro Portela -Ancha- como homenaje a todas las hermandades isleñas.

Otra marcha isleña -La Oración del Huerto- sonó en las curvas de Capitanía a la altura del busto del Beato Marcelo Spínola donde esperaba una representación de la Hermandad del Huerto. Allí se rindió un homenaje al cofrade Javier Nieto días después de su fallecimiento al igual que se hizo con el cofrade Julio Luque con la marcha ‘Amarguras’ al final de la calle Ancha.

También se vivieron con intensidad otros momentos como en el paso de la calle La Herrán donde se le hizo una petalada a la Virgen a la altura del número 11 o los versos de Samuel Sánchez del Río en la calle Jorge Juan.

Una procesión que finalizaba a la hora prevista cuando la cuadrilla de la asociación de Jóvenes Cargadores Cofrades (JCC) llegaba de nuevo al dintel de la Iglesia Mayor a los sones de Mater Mea. Una procesión para el disfrute de los hermanos soleanos y todos cuantos ayer quisieron acompañarles en este exponente en forma de procesión de 275 años de historia de la Soledad en La Isla.

DIRECTO | Procesión extraordinaria 275 aniversario Soledad | San Fernando | 2022
Procesión extraordinaria 275 aniversario Hermandad de la Soledad | San Fernando | 4K | 2022

DSC05910

Image 1 De 100

DSC06203

Image 1 De 100

DSC06521

Image 1 De 90

EDU07310

Image 1 De 42

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *