Hermandades

Respetarán los azulejos en el nuevo uso de Capuchinas como residencia de ancianos y viviendas

Hoy se ha dado a conocer la operación urbanística resultante de la venta por parte del Obispado de Cádiz y Ceuta de lo que hasta 2017 fue el convento de las Madres Capuchinas. En total más de 7.300 metros cuadrados en pleno centro de San Fernando que desde el Obispado no se ha querido ofrecer la cifra de venta a Promociones Hermanos Laulhé SL, que será la empresa promotora de este proyecto.

El proyecto consiste en la transformación del monasterio de clausura en una residencia de mayores con una ocupación de entre 110 y 120 plazas en una apuesta por una residencia de ancianos en el centro de la ciudad, algo por lo que se apostaba por parte de la empresa promotora como uno de los puntales principales de esta operación.

También en este espacio se pretende completar con viviendas de distinto tipo: renta libre (unas 50), viviendas protegidas (unas 30) y viviendas colaborativas (también otros 30 aproximadamente) pensadas estas últimas para facilitar la convivencia entre mayores, jóvenes y familias monoparentales.

En este desarrollo urbanístico también está previsto que entre 2.500 o 3.000 metros cuadrados del antiguo huerto de las monjas pase a ser zona verde, donde se pondrá en valor la antigua noria que se encontraba en esta parte de la parecela.

Fermín López González, responsable del proyecto de Promociones Hermanos Laulhé SL, aseguró también que se mantendría el aspecto externo del convento hacia la calle Constructora Naval y a la pregunta de los azulejos que las distintas hermandades han instalado en este tiempo -Medinaceli y Pastora- se mantendrán tras este proceso de puesta en marcha del nuevo uso del antiguo convento de clausura de las Capuchinas.

Rueda prensa presentación nuevo uso Capuchinas | 4K | 2023