Pablo Reula Gómez: Esta tarde no se verá otra cosa en mi casa que vídeos del Perdón

Y desde la Sagrada Familia nos vamos a la Inmaculada Concepción en la Casería para conocer de primera mano la forma en la que vivirán este atípico Jueves Santo los hermanos de la Hermandad del Perdón de la mano de Pablo Reula Gómez.

•¿Cómo estás llevando estos días de cuaresma?

Bueno, aunque por motivos laborales, este año solo iba a poder disfrutar de la mitad de la cuaresma, este hecho no hacía que fuera menos especial. Pues como cada año para mí y mi familia comienza con el Triduo de Santísmo Cristo del Perdón y su Vía-Crucis el viernes de dolores por las calles de su barrio, La Casería. Estos días confinados en casa que nos está tocando vivir por culpa de esta pandemia  mundial, hacen que sea un año raro y diferente no solo para mí, sino que imagino para todos los cofrades que vivimos con tanto ilusión y fervor estos días.

En realidad es que, se intenta llevar como uno mejor puede, viendo videos de años atrás, quemando incienso, escuchando marchas… Lo que nos gusta hacer a los cofrades para ir metiéndonos un poco en el papel e intentando que esta situación se haga de los más amena posible.

•¿Qué es lo que más recuerdas de estos días que no podemos vivir debido a la emergencia sanitaria?

Personalmente, a mí, me gusta vivir cada día de la cuaresma al máximo, me gusta ir a todos los Vía-Crucis posibles, a todos los traslados… pero sobretodo a cada besamanos o besapies, no solo de nuestras ciudad sino de muchas otras. Son verdaderamente estos días cuando empieza el gusanillo aparecer dentro de mí y los nervios empiezan aflorar, que poco a poco van aumentando conforme van pasando los días para un nuevo Jueves Santo. Desde siempre los días que más disfruto son con la subida del Señor a su paso y Miércoles Santo con la preparación del monte de claveles y lirios salteados. Es un día donde la cara de los hermanos del Perdón es diferente, los nervios ya no se pueden ocultar, la ansia por ponerse nuestra túnica y nuestra capa blanca y comenzar un nuevo camino de la cruz.

•¿Cómo crees que recordarás esta Semana Santa?

Con más fe que nunca, sin duda, ya que son estos momentos y estas situaciones las que nos hace agarrarnos con más fuerzas a Jesús y María, a su divinidad, pues estamos pasando por una situación difícil tanto mundial como personal en la que tenemos que acordarnos de ellos más que nunca. Por eso, pienso que está será una Semana Santa diferente, pero que no menos especial, si no, que al contrario deberíamos de vivirla de una manera que nos ate mas fuertes a nuestras fe.

•¿Cómo piensas que vivirás el Jueves Santo?

Ese día desde luego el sol no se levantara igual, ese día se entornará en un tono más apagado para todos los hermanos del Perdón, pues para nosotros desde por la mañana ya comienza nuestra salida procesional, esas prisas para cuadrar el poder ir por la mañana a la iglesia a empaparte de los que ya se está cociendo, las prisas por comer temprano para volver de nuevo al almacén, pero, eso sí ya con tu túnica y tu capa blanca inmaculada… o al menos así en los Reula, nos lo inculcó a todos mi padre desde siempre.

Sin duda este año será muy diferente es el primer Jueves Santo en que no podemos estar toda la familia juntos como cada tarde. Ver la mirada de orgullo de mi padre cuando ve pasar su hermandad y en lo que se ha convertido,  la ilusión de mis sobrinos vistiendo su túnica y continuando con la tradición familiar, el momento que minutos antes de salir hacia La Isla mi sobrino Juanito y yo nos acercamos a la Virgen de la Paz, para decirle que prontos estamos de vuelta, que no estará mucho tiempo sola y que pronto vendrá con nosotros hasta el corazón de San Fernando. Serán momentos que entristece el no vivirlos este año, pero que reforzará nuestra ilusión para que el año que viene podamos cumplir con nuestra tradición

•¿Piensas hacer algo especial ese día para recordar que es el día importante de la cofradía en la calle?

Desde que me levante lo primero que haré será ponerme mi medalla del Perdón, quemar incienso y escuchare Reina y Madre de la Paz como cada mañana de Jueves Santo.

A eso de las cuatro menos algo de la tarde rezaré el credo como momentos antes de realizar nuestra salida procesional e imaginaré el portentoso paso del señor saliendo por el dintel de la puerta y con su paso dorado brillando una tarde más. Será en esos momentos cuando me acuerde de toda mi familia del Perdón. Del trabajo que se realiza año tras año para preparar un nuevo Jueves Santo. Esa tarde en mi casa no se verá otra cosas que videos de mi hermandad y se escucharán las marchas que en cada calle se que se interpretarán.

•¿Qué perderemos los cofrades al no ver este año la hermandad en la calle?

Más que un estrenos, a mi particularmente, me gusta fijarme muy bien en cada hermandad, en cómo año tras año van mejorando, tanto en patrimonio, que quizás a veces es en lo que más se fijan la gran mayoría, a mi me gusta disfrutar del crecimiento de número de hermanos de filas, en su distribución, en el perfeccionamiento de sus cortejos en la calle, su orden, ese gran trabajo que llevan a cabo esas jefaturas de procesión, que tanto dolor de cabeza dan, y que lo digo por experiencia propia y que son ámbitos que apenas se fijan,  excepto los que están dentro de una junta o alguna vez lo han estado. Y que fijándonos de un año a otro se nota en las hermandades de nuestra ciudad como van mejorando. El poder observar algún nuevo cambio de itinerario de alguna hermandad también se perderá, que también es algo que luego nos da para debatir durante el año, en que si es mejor o peor  o más bonita a estampa de la hermandad por esa nueva calle.

•¿Ganamos los cofrades algo con esta situación que estamos viviendo?

Esta situación que por desgracia nos está tocando vivir, No cabe la menor duda que nos va hacer pasar por momentos duros e incluso de desesperación por tantos días confinados en casa, nos va ayudar a que tengamos más fe en Dios y en nuestros amantísimos titulares, por que ciertamente son en estos momentos cuando nos aferramos a ellos para que finalice cuanto antes está dichosa pandemia y que nuestras familias y amigos estén bien. Por eso, pienso que ganaremos en fe, y en que tengamos más en cuenta muchos valores que por desgracia la hemos olvidado en esta sociedad.

•¿Cómo crees que vivirás la Cuaresma y Semana Santa de 2021 tras lo sucedido este año?

Con muchísima ganas e ilusión, pues mi contador comenzó a cero desde el día en que me entere de que finalmente, todos los actos previos y la Semana Santa se habían suspendido.

Empezaremos de nuevo esta cuenta atrás con más ilusión que nunca y por supuesto con mayor fervor, donde las novedades serán prácticamente dobles. Y espero que esta situación también llame a que la gente vista su túnica de hermano nuevamente y aquel hermano que hacía tiempo que no vuelva a vestirla.

Para los hermanos del Perdón un año más es una año menos de espera para ver a nuestra madre por las calles de su barrio y La Isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *