La Junta cesada del Huerto de Cádiz se vio “desamparada” por el Consejo de hermandades

La Junta de Gobierno de la Hermandad de la Oración en el Huerto de Cádiz que fue cesada por decreto la pasada semana ha emitido un comunicado oficial a través de sus redes sociales en el que se expone la visión de estos hermanos que durante el último año han tenido a su cargo los designios de la cofradía radicada en la Parroquia de San Severiano.

Según el decreto emitido por el Secretariado para las hermandades y cofradías de la Diócesis de Cádiz la decisión de imponer un comisario -que recae en la figura de Francisco Pedreño- se llega tras una “grave situación” que los sacerdotes -especialmente el párroco de San Severiano y director espiritual de la hermandad, el Rvdo. P. Antonio Diufaín- achacan a “acciones, omisiones y comentarios impropios de una asociación eclesial”.

A esto la junta cesada y que estaba encabezada por Manuel Sánchez Casas como Hermano Mayor asegura que “fue llamada a presentarse al pasado cabildo de elecciones por parte de los mismos sacerdotes que ahora piden nuestra destitución”, sacerdotes que no autorizaron la presencia de varios miembros en la otra candidatura que optaba a las elecciones, la que encabezaba el anterior hermano mayor Ignacio Robles, que terminó renunciando al proceso.

Además de los sacerdotes -en referencia al párroco y vicario parroquial de San Severiano- también la Junta de Gobierno cesada es crítica con el Consejo local de hermandades y cofradías que encabeza Juan Carlos Jurado como presidente ante el que aseguraba haber estado “desamparada” y no haber contado “en ningún momento con su apoyo”, pese a tratarse de un organismo “del cual esperábamos y entendíamos que una de sus principales funciones es la de velar por el bienestar e intereses de las cofradías, a las cuales supuestamente respalda”.

Se ha mostrado confiada esta junta en que el comisario nombrado por el Obispado “clarifique aquellas denuncias vertidas por parte del que era director espiritual de nuestra cofradía”. Y es que, al hilo de esta afirmación, recuerdan que el párroco de San Severiano les trasladó en la última junta de gobierno celebrada su dimisión como director espiritual. Algo que posteriormente ha derivado en esta situación de intervención de la hermandad.

No se deja escapar tampoco la participación en la Procesión Magna del próximo 17 de septiembre que fue avanzada por el propio Consejo de hermandades en el listado de las 18 imágenes que participarían, pero que al final quedaron en 17 por la baja precisamente del Titular crístífero de la hermandad del Huerto. Ante esto el comunicado indica que fue aprobada por la junta de gobierno pero imposibilitada por el director espiritual “que se opone en rotundo ante dicho acto”.

En defensa de esa “grave situación” a la que se refiere el decreto de cese de la junta de gobierno, en el comunicado se han querido resaltar dos datos de la gestión de la cofradía del Huerto en este año que ha durado la junta de Manuel Sánchez.

Por un lado, aseguran haber incrementado en más de 8.000 euros “el estado económico de sus cuentas”. Y por otro lado, afirman haber ganado alrededor de 60 hermanos nuevos en el censo en estos meses. A lo que suman haber organizado para el pasado Jueves Santo una “más que digna estación de penitencia”. “Esto son solo tres datos que compartimos con el fin de dar a conocer la grave situación en la cual vamos a dejar a nuestra queridísima hermandad”, concluyen, adelantando que en próximas fechas “se van a dar a conocer más datos de otra índole”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.