La Hermandad del Prendimiento también celebró la festividad de la Candelaria

La Virgen del Buen Fin aparecía hoy vestida de hebrea y en el centro de la iglesia de San José Artesano de forma extraordinaria. De esta forma han querido mostrar los hermanos del Prendimiento a su Titular mariana para un acto que hacen por segunda vez; el de presentar ante la Santísima Virgen a los niños bautizados en el último año.

En un acto que estuvo presidido por el vicario parroquial de San José Artesano, el Rvdo. P. Juan Ramón Rouco y el acompañamiento musical del Coro juvenil de esta parroquia.

Tras la lectura del Evangelio se acercó a los pequeños a la Santísima Virgen, uno a uno, tras ser bendecidos y el Hermano Mayor de la corporación, Rafael López, les impuso uno a uno una pequeña medalla (ISLAPASIÓN).


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *