Fernández Aranda presentó el cartel de la Misericordia con una defensa de la Eucristía



Solo el Cristo de la Misericordia. Ese es el motivo que ilustra el cartel que anuncia un nuevo Jueves Santo en la Pastora y que editado por los cargadores de la Hermandad de la Misericordia, fue presentado ayer.

El acto, que estuvo conducido por Jesús Fernández Aranda, comenzó mostrando el cartel con fotografía del colaborador de ISLAPASIÓN, Antonio Armario Muñoz junto al hermano mayor de la Sacramental de la Misericordia, Manuel Lobato Lozano. 

Tras descubrir la imagen que se mostrará en los comercios de la ciudad tomó la palabra el presentador del mismo, Fernando Fernández Aranda, cofrade de la Misericordia, Huerto y de la Orden Seglar de los Siervos de María, además de cargador y capataz de la asociación de Jóvenes Cargadores Cofrades (JCC).

Fernández Aranda comenzó su presentación con el sonido de fondo de la marcha “Misericordia Isleña” interpretada por la Banda de Cornetas y Tambores “Jesús Despojado” con la que el presentador quiso tener una conversación con su padre, fallecido, en la que mostraba la importancia de Jesús Sacramentado como primer Titular de esta cofradía y que sirvió de homenaje “a todos los hombres de la carga que bajo las andas de nuestro Titular han compartido durante años la Misericordia del Señor”. No quiso pasar la oportunidad el presentador de recordar en el comienzo de la misma al fallecido cofrade de la Misericordia, Florencio “Tito” Collantes Pérez.

Al acto de presentación acudieron los hermanos mayores de las hermandades de Ecce-Homo y Soledad, a los que se sumó el pregonero de la Semana Santa, José Martín Pérez Jiménez, la pregonera de la Juventud Cofrade, María del Carmen Roa Suárez, y el teniente de alcalde de la ciudad, Daniel Nieto Vázquez. 

El presentador dibujó un perfil sobre el autor de la fotografía, Antonio Armario, de quien afirmó que entre tantas otras cosas, Armario Muñoz es “como se dice en esta tierra, buena gente”.

Entre vivencias y momentos íntimos Fernández Aranda se recreó en la figura de Jesús de la Misericordia en su recogida en la que “sin más brillo que la luz mortecina de los guardabrisas del paso se agiganta la figura de Jesús que bendice a su pueblo y a la vez recibe las súplicas, oraciones, promesas y las gratitudes de los que no pueden nada entregan al que todo lo puede”.

El sentido teológico de la Misericordia continuó la alocución de Fernando Fernández que también recordó su infancia como un penitente más de la Misericordia y que concluyó afirmando que “entre todas las verdades de la Fe católica la Eucristía ocupa un lugar central pues Cristo en el sacrifico de la misa se hace realmente presente”.

Tras la protocolaria entrega de recuerdos al presentador del cartel y al fotógrafo, el altar de la iglesia pastoreña fue ocupado por la Banda de Cornetas y Tambores “Jesús Despojado” que interpretó las marchas “La Oración en el Huerto”, “En tus lágrimas, mi Amargura”, “Madre de Dios del Rosario” y “Bajo los palos”. 

El hermano mayor de Misericordia, Manuel Lobato, quiso hacer entrega de un cuadro como recuerdo del concierto a la banda de cornetas isleñas, así como se hizo entrega por parte de un músico de la banda en recuerdo del V aniversario de la misma, una “corbata” que recuerde esta efemérides en el banderín de la formación musical.

Con la interpretación de la Marcha Real se puso fin a una noche en la que la Hermandad de la Misericordia presentó el anuncio gráfico de un nuevo Jueves Santo en el barrio pastoreño al son de marchas de cornetas. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.