El manto de salida de la Esperanza: Bordados de casi un siglo y medio entre la devoción y el toreo

Desde la pasada semana el manto de salida de la Virgen de la Esperanza se encuentra en Sevilla, en el barrio de la Macarena. Hasta allí han llevado esta pieza bordada de finales del XIX los cofrades de la Expiración para llevar a cabo un proceso de restauración debido al estado de conservación en el que se encontraba.

Un conjunto que tiene sus orígenes en 1877 con las piezas de saya y manto bordados que luce la Santísima Virgen de la Esperanza formando parte del paso de Calvario junto al Santísimo Cristo de la Expiración. 

Cuando la cofradía de la noche del Jueves Santo plantea realizar un paso de palio a su dolorosa, ya en el XX, lleva estos bordados al terciopelo verde con el que lo hemos conocido desde entonces e incorpora a estos bordados ya existentes los de trajes de torear de Rafael Ortega y Ramón Cervera Pery.

Esta pieza sufre distintos daños con el paso de los años y ahora en el taller de CYRTA, empresa especializada en la resturación de tejidos, gracias a Pablo Pérez y Pablo Portillo va a recuperar toda su majestuosidad mediante un proceso que ellos mismos explican en este reportaje. 

El manto de la Esperanza, una pieza indiscutible de nuestra Semana Santa, volverá a retomar todo su esplendor gracias a este proceso de restauración. Piezas bordadas de casi un siglo y medio de historia entre la devoción y el toreo. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *