El arquitecto de la diócesis conoce sobre el terreno los trabajos para recuperar la Ermita del Cerro

Si hace unos días mantenían un encuentro la alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, y la ecónoma del Obispado de Cádiz y Ceuta, Carmen Lobato, para trabajar en las posibles alternativas para la rehabilitación del templo isleño, esta semana, el arquitecto de la diócesis, Antonio Sánchez Casas, junto con el arquitecto de la comisión pro-restauración de la ermita, José María Cano Valero, han visitado la ermita para hacer una primera valoración y proceder a una inspección de su estado, que determinen las líneas de actuación para encontrar la mejor solución constructiva.

Durante esta primera toma de contacto, con el fin de iniciar la redacción de los proyectos de restauración del edificio, ambos técnicos han plateado como primera medida de diagnóstico, la realización de un estudio geotécnico, con el fin de caracterizar el terreno allí ubicado y su capacidad portante. Una vez obtenidos estos resultados, se podrá dar una solución adecuada a este primer problema.

Otra cuestión que se baraja es la adecuación de la cubierta a criterios de eficiencia energética, a la par que se resuelve el problema estructural que presenta. En este sentido, se baraja la posibilidad de recuperar la cubierta a dos aguas que tuvo el edificio en su origen.

Se espera que en las próximas semanas se puedan iniciar los trabajos relacionados con el mencionado estudio geotécnico.

Por otro lado, desde el Obispado de Cádiz y Ceuta se está trabajando para encontrar distintas formas de financiación, al mismo tiempo que se busca la implicación de la ciudadanía a través de una posible campaña de donativos para unas obras que se prevén que sean costosas y que devuelvan el esplendor y las condiciones de seguridad a un templo tan querido y con tanta tradición para la diócesis y los fieles de San Fernando.

Como sabemos, la Ermita del Cerro de los Mártires sufre desde hace años severas patologías relacionadas con la cimentación y la cubrición. El edificio data de los años cuarenta del siglo pasado, cuando se construyó una réplica de la anterior ermita, del siglo XIX, que se situaba en la cota más alta de las islas gaditanas donde, según la tradición, fueron ejecutados los Santos Patronos Servando y Germán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *