De Santo Domingo a Catedral: La Virgen de las Penas aguarda su Coronación

Segunda y última etapa previa para la Coronación de la Virgen de las Penas. Ayer desde Santo Domingo a la Catedral la dolorsa de la hermandad del barrio de la Viña acortó los tiempos de espera para un acto que llegará más de dos años tarde a causa de la pandemia del coronavirus.

Minutos antes de las siete y media de la tarde se abría la puerta por la que tradicionalmente sale a las calles de Cádiz la Patrona, la Virgen del Rosario, en su procesión, para que los primeros hermanos con medalla de cordón azul iniciaran el recorrido que llevaría a la dolorosa viñera hasta la Catedral. Justo cuando el cortejo salía y el paso se encaminaba hacia el dintel comenzó una lluvia débil que pasó a ser algo más acentuada en el instante que el paso debía iniciar su recorrido por las calles.

En ese instante el Hermano Mayor, Francisco Lucero, indicaba a la Banda de Música del Maestro Julián Cerdán de Sanlúcar de Barrameda que se iba a esperar entre cinco y diez minutos a que pasara el pequeño frente nuboso que estaba descargando en la capital gaditana. Pasados estos minutos y una vez el cielo limpio se procedió a la maniobra de salida del templo.

Ya en las calles los aplausos y vivas comenzaron desde bien temprano y se irían sucediendo por cada una de las calles que recorrió el cortejo viñero. Un cortejo que para ir hacia la Catedral tenía antes una parada obligada. Por la calle Botica la Virgen de las Penas buscaba el templo del Regidor Perpetuo para, tras la visita a la Patrona, rendir pleitesía también ante la devoción cristífera más importante de Cádiz.

En el Nazareno se unieron dos barrios, La Viña y Santa María. Así lo dijo el Hermano Mayor del Nazareno que calificó a las dos hermandades como “barrieras” en esa bienvenida a la casa del Regidor Perpetuo. Allí se rezó, se entregó un detalle por parte de la corporación nazarena y se vivieron instantes de mucha intensidad cofrade.

Dejaba la Virgen de las Penas atrás Santa María bajando la cuesta de Jabonería y ya todo se encaminaba hacia la Catedral. Antes de eso parada obligada en San Juan de Dios para el saludo con la Hermandad de la Santa Caridad. Y desde allí entre marchas, vivas y petaladas -que se sucedieron en casi la totalidad del recorrido- llegar a la Catedral pasadas las once de la noche para parar el tiempo y confirmar que todo estaba ya dispuesto. Bueno todo no, faltaba colocar a la Virgen en el presbiterio y exornar con flores la Catedral. Eso fue, una vez terminado el traslado, el trabajo de toda una noche.

Se ponía con el traslado el punto y final a estos recorridos previos que ha llevado a la Virgen de las Penas al encuentro con la Virgen del Rosario y Jesús Nazareno. Todo un prolegómeno magnífico de lo que será seguro un día histórico para los viñeros y cofrades de Cádiz, la jornada de mañana 14 de agosto con la Coronación Canónica de las Penas.

Traslado de la Virgen de las Penas a Catedral | Coronación Canónica | Cádiz | 4K | 2022

DSC09353

Image 1 De 80

DSC09683

Image 1 De 85

DSC00089

Image 1 De 80

DSC00512

Image 1 De 41

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.