Cristo Rey abrió un soleado Domingo de Ramos entre palmas, olivos y hebreos



Con al menos tres minutos de adelanto sobre el horario previsto -las cuatro de la tarde- se abrían las puertas de la capilla de La Salle para dejar pasar el cortejo de la Hermandad de Cristo Rey. Este momento se acompañó de la interpretación de la marcha “Cádiz Cofrade” por parte de la Banda de Música de la Hermandad del Nazareno.

Antes, en el interior de la capilla y junto al director espiritual de la cofradía de Cristo Rey, Rvdo. P. Gonzalo Núñez del Castillo, el arcipreste de la ciudad, Rvdo. P. Alfonso Gutiérrez Estudillo, y el alcalde de San Fernando, José Loaiza García, el pregonero de la Semana Santa de 2014 abría las puertas a una nueva Semana Santa. 

Aunque el ambiente de esta salida suele ser el de júbilo y algarabía, se mezclaba en esta ocasión con el de tristeza y añoranza por el fallecimiento en la tarde del día anterior de uno de los fundadores de la hermandad, José Luis Rodríguez Carelli. A él se le dedicaron levantás de ambos pasos y fue recordado con lazos negros tanto en el misterio como en el paso de palio.

El exorno floral de ambos pasos, aunque siguiendo la línea de los últimos años, marcaron algunas diferencias. La más significativa la que incorporó flores en lugar de algunas tulipas del paso de palio de la Virgen de la Estrella.

Una vez fuera las secciones que anteceden al paso de misterio se abría paso el imponente retablo andante sobre el que se muestra Cristo Rey y que se anunciaba con un frontal tallado de nueva ejecución. La primera levantá de este paso estuvo a cargo de tres personas: un miembro del grupo joven de la cofradía, el director del colegio de La Salle y el alcalde de la ciudad. Los tres toques del llamador levantaron un misterio que salió a los sones de “Cristo Rey en La Salle” a cargo de la Agrupación Musical Isla de León.

El paso de palio por su parte salió tras los toques de campana del Hermano Mayor de la Hermandad de Columna, José Antonio García Fierro, como consideración por parte de la de Cristo Rey por el 120 aniversario de la bendición del Titular cristífero de la cofradía de Columna.

La Virgen de la Estrella, acompañada musicalmente por la Banda del Nazareno, recorrió los metros que distan su lugar en la capilla hasta la salida con el solo sonido de la saeta que anualmente da la bienvenida a este paso de palio en sus primeros movimientos.

Ya en la calle y con un ritmo más presuroso de lo habitual la hermandad llegaba a cada punto del itinerario con algunos minutos de adelanto como en Siete Revueltas lugar en el que la cofradía suele cada año dar lo mejor de su repertorio, en todos los aspectos.

Allí saetas y marchas para ambos Titulares en una tarde de Domingo de Ramos que pasó del calor sofocante de sus inicios al frío viento de los momentos ya de recogida de los pasos de esta cofradía.

En definitiva un Domingo de Ramos lasaliano marcado por los recuerdos y ausencias pero, sin duda, de ilusiones renovadas en los cientos de niños y niñas hebreos que marcan el relevo generacional de las cofradías isleñas. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *