Rafael Vez Palomino se niega a abandonar la casa parroquial de Conil

“Yo sigo residiendo aunque no le guste -al Obispo- en la calle Hospital número 4, en lo que era mi casa, y lo ha sido en estos seis últimos años, yo sigo residiendo aquí, el abogado me ha indicado que yo continúe viviendo aquí” es la afirmación que el sacerdote isleño Rafael Vez Palomino ha asegurado en Radio Juventud de Conil sobre su negativa a abandonar la casa parroquial ante la petición por parte del Obispado de Cádiz.

El propio Vez Palomino aseguraba en la entrevista que “me insiste que me traslade a una casa en Puerto Real, nosotros hemos solicitado saber como estaba esa casa, en que condiciones estaba y nunca han respondido por escrito,  esto es un proceso que va y viene, y yo sigo viviendo en la casa de la calle Hospital número 4” así como aseguraba que desde el Obispado han procedido a dar orden de reducir “la congrua o el dinero de sostenimiento mensual y me lo ha reducido escuetamente a lo que la Conferencia Episcopal envía para los sacerdotes”.

Con esta decisión del sacerdote isleño -al que suspendieron la pasada semana de poder ejercer el ministerio sacerdotal de manera cautelar- impide que el actual párroco de Conil de la Frontera pueda ocupar la casa que le corresponde por su nombramiento al igual que pudo hacer el propio Rafael Vez en los seis años que ostentó el cargo de párroco en la de Santa Catalina de Alejandría.

Según fuentes del propio Obispado de Cádiz la casa que se ha facilitado a Rafael Vez para poder vivir en Puerto Real es un inmueble rehabilitado recientemente para facilitar su nueva misión pastoral. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *