“Obispado y Secretariado no han asumido sus responsabilidades en un momento de vital importancia”

Manuel Antonio García López, presidente del Consejo local de
hermandades y cofradías, habla a ISLAPASIÓN tras la decisión del ente que
agrupa a las hermandades y cofradías isleñas de suspender las salidas
procesionales de las hermandades isleñas en la Semana Santa de 2020.

Sobre la situación vivida en los últimos días el presidente
del Consejo de hermandades isleño asegura que el pasado viernes consultó al
Delegado episcopal de hermandades y cofradías cual era el posicionamiento del
Secretariado de hermandades o del propio Obispado de Cádiz en referencia a la
posible suspensión de las salidas procesionales una vez que Ceuta había
decidido suspender estas ese mismo día.

“El Delegado episcopal me aseguró que esta decisión corría a
cargo de los consejos locales y que desde el Obispado de Cádiz y Ceuta solo se
nos animaba a rezar para tomar la decisión más correcta en este sentido” afirma
Manuel Antonio García. Es por ello que “decidí que si la responsabilidad recaía
sobre el Consejo debía aunar el posicionamiento tanto de los Hermanos Mayores
como de la propia Junta Permanente y así lo hice en la jornada del sábado
teniendo unanimidad de criterio así como contacté también con los Hermanos
Mayores de Gloria para que estuvieran al tanto”.

El presidente del Consejo quiere agradecer “tanto a los
Hermanos Mayores como a los miembros de la Junta Permanente su saber estar en
todo momento y el velar por el principal patrimonio que tenemos que son los
propios hermanos así como los cofrades, isleños y visitantes de nuestra Semana
Santa para los que salimos a testimoniar nuestra fe”.

Igualmente el presidente agradece “el total apoyo y sintonía
del Arcipreste de San Fernando, el Rvdo. P. Gonzalo Núñez y la Alcaldesa de la
ciudad, Patricia Cavada, que respaldaron nuestra decisión y velaron igualmente
por lo mejor para nuestras hermandades, la Iglesia local y la Ciudad”.

Una vez el Consejo de hermandades isleño tomó la decisión de
suspender las salidas procesionales y tras comunicarlo a las hermandades,
medios de comunicación y autoridades eclesiásticas de la Diócesis asegura el
presidente que “me sorprendió el comunicado referente a la suspensión de las
salidas procesionales en Cádiz en el que si se asegura el referendo del propio
Obispado de Cádiz algo que se nos negó al resto de consejos locales”.

Es por ello que Manuel Antonio afirma que “tanto el
Secretariado Diocesano para hermandades y cofradías como el propio Obispado de
Cádiz no han asumido las responsabilidades que le competían en un momento de
vital importancia, quizás en el momento que desde las hermandades y cofradías
más hemos necesitado el apoyo de nuestra Iglesia diocesana” y añade “el agravio
comparativo entre Cádiz capital y el resto de la Diócesis es también un tema a
tener en cuenta ya que todos, capital y resto de la provincia, somos igualmente
Iglesia diocesana”. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.