Noche extraordinaria en Brenes junto al Gran Poder y la Virgen de la Amargura

La noche del 18 al 19 de junio se convirtió en la localidad sevillana de Brenes en la noche del Gran Poder y la Amargura, en una madrugada en el mes que da la bienvenida al verano con una temperatura que invitaba a estar en la calle fuese la hora que fuese y acompañando a las veneradas imágenes del Señor del Gran Poder y la Virgen de la Amargura.

Con motivo del setenta y cinco aniversario fundacional y que viene celebrando la Real, Muy Ilustre y Fervorosa Hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima de la Amargura se celebró la procesión extraordinaria que llevó a sus imágenes titulares a visitar y bendecir numerosas calles del municipio.

A las diez de la noche, tras finalizar la Función Solemne conmemorativa de este aniversario en la Parroquia de la Purísima Concepción y presidida por Santiago Gómez Sierra, Obispo Auxiliar de Sevilla, dio comienzo la procesión en la que tanto el nazareno como la dolorosa procesionaron en el paso de Cristo conformando excepcionalmente ese encuentro del Señor con su madre en la calle de la amargura.

Numerosas petaladas y momentos emotivos tuvo la procesión, fruto de la devoción que los hermanos y fieles de esta Hermandad tienen a sus imágenes titulares, el paso por su Casa de Hermandad o por el popular Rincón Cofrade fueron algunos de estos momentos en los que no faltaron los vivas al Señor del Gran Poder y la Virgen de la Amargura, proclamada como reina, guapa y bonita.

Nuestro Padre Jesús del Gran Poder fue realizado por Carlos Bravo Nogales en el año 1940 mientras que María Santísima de la Amargura es obra de Rafael Barbero Medina llegando a la Hermandad en 1955.

La Banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora de la Victoria “Las Cigarreras” desde la salida hasta las tres de la madrugada y la Banda de Cornetas y Tambores Rosario y Victoria de Sevilla fueron las encargadas de acompañar musicalmente al paso con las sagradas imágenes.

Amanecía el domingo y Brenes aún era bendecida por el Gran Poder y la Amargura, finalizaría entonces una procesión histórica y para recordar como Brenes celebró los tres cuartos de siglo de su Hermandad del Gran Poder. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *