La Virgen de la Oliva de Salteras procesionó tras la Función por las calles de la localidad

Un año más la localidad aljarafeña de Salteras celebró la Festividad de su Patrona, Nuestra Señora de la Oliva coincidiendo con la Festividad de la Presentación de Nuestro Señor Jesucristo en el Templo que este coincidía con la Solemne Función y procesión.

En la mañana del domingo la Santísima Virgen de la Oliva aguardaba en su Ermita el traslado matutito hasta el Templo Parroquial, donde celebran Solemne Función y novena durante este mes. Tras la bendición de las velas en la Ermita se iniciaba el Traslado procesional al Templo. La Virgen de la Oliva era precedida por la imagen de San José que con los pichones en la mano acompaña cada año a la Virgen, al igual que ocurriera hace ya más de dos mil años. Procesiona sobre paso con respiraderos dorados y candelabros de guardabrisas en las esquinas. Estando exornado con flores rojas.

Tras San José, acompañan a la Virgen, las distintas Hermandades de la localidad. Pasadas las once de la mañana la Virgen de la Oliva abandonaba su blanca Ermita sobre bello paso de madera tallada y dorada, alumbrada por candelabros de guardabrisas y exornada con flores blancas. Pocos son los datos que se conocen de la autoría de Nuestra Señora de la Oliva que goza de gran devoción en la localidad. Para esta ocasión la Virgen lució el manto de tisú verde bordado realizado por Bordados Salteras, que estrenó con motivo de su Coronación Canónica, y saya blanca bordada en oro. Sobre su sienes lució la Corona de Oro que le impuso Fray Carlos Amigo Vallejo en la gloriosa jornada del 25 de Junio del año 2005. Además portó sobre su pecho la Primera Medalla de Oro de Salteras impuesta el 29 de enero de 1990. Sostiene en su brazo izquierdo al Santísimo Niño Jesús que lució batón blanco bordado, mientras que  en su mano derecha porta centro de oro rematado por un ramito de olivas. A su pies la Virgen de la Oliva lleva una vela rizada y un pequeño ángel que sostiene el Bastón de Mando que la nombra Alcaldesa Perpetua de Salteras desde el 2 de febrero de 1954.

Una vez que entró la Virgen en el Templo se celebró la Función Solemne en su honor. Por la tarde regresaba la Virgen a las calles de su pueblo para recorrerlo en gloriosa procesión. En esta ocasión San José ya no porta la cesta con los pichones. En ambas procesiones la Patrona de los Olivareros de Sevilla y su Provincia, desde el año 1953, es acompaña por la Sociedad Filarmónica de Nuestra Señora del Carmen de Salteras, cada año se turnan las bandas de la localidad.

El próximo domingo 16 de febrero regresará la Santísima Virgen a su Ermita donde recibirá las oraciones de todo un pueblo, que es Guarda y Collación de Sevilla, y que venera con gran devoción a una de las imágenes más queridas por los cofrades sevillanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *