La Virgen de Guadalupe presidió el fin de semana el Pregón de las Glorias en Sevilla

Quizás perdurará durante mucho tiempo en la retina de los hermanos de Guadalupe lo que han vivido en este fin de semana, gracias a su importante esfuerzo llevado a cabo y del Consejo de Cofradías. Pueden que hayan sido los días más importantes de su historia, junto a su fundación, en su más de medio siglo de vida.

Tras presidir el pregón de las Glorias de Miguel Andreu, en el altar del Jubileo de la Santa Iglesia Catedral, la Virgen de Guadalupe realizó una salida extraordinaria memorable.

No quiso faltar a la cita el pueblo extremeño, que acompañó a esta talla de Juan Abascal por las calles de Sevilla, incluido el prior del Monasterio de Guadalupe. 

En los instantes previos, los capataces y costaleros, la Escolanía Antonio Valbuena de León, quisieron inmortalizar el momento, así como el resto de los integrantes de la procesión. 

A las siete y media de la tarde comenzaba a salir un cortejo formado por unas 25 hermandades, además de personas que portaban las banderas de los países hispanoamericanos, rincones donde existe la devoción a la Virgen de Guadalupe.

La hermandad recibió la medalla de la asociación de la Virgen de los Reyes, en la tradicional visita de cualquier hermandad que va a la Catedral. Cuando el paso se disponía a salir por la puerta de Palos, la citada Escolanía Antonio Valbuena de León cantó a la Virgen. 

Repicaban las campanas de la Catedral, se oían gritos de «Viva la Virgen de Guadalupe», por parte de los Caballeros y Damas de Guadalupe y el Honrado Concejo a Caballo, que es la primera vez que desfilan fuera del Monasterio extremeño. Más de 40 caballos se situaron tras el paso hasta el Ayuntamiento. Una pequeña representación, ya que en el desfile del día de la Hispanidad, son más de 1.000 lo que lo hacen.

Otro de los instantes emotivos se produjo a la llegada al Ayuntamiento. Allí, las representaciones se despedían, los caballos desfilaron ante la Virgen, hubo una ofrenda por parte de la corporación municipal. Asimismo, los asistentes disfrutaron de un baile típico extremeño, con trajes incluidos.

Pero esto no acabó ahí. La imagen visitó la Casa de Extremadura, a la hermandad de la Pura y Limpia, Las Aguas, La Carretería y la de Jesús Despojado. Cinco horas de procesión como broche al pregón de las Glorias.

El 8 de septiembre, día de Extremadura, volverá a salir a la calle en procesión. Esto sin duda, ha servido para que Sevilla conozca aún más a la devoción de Guadalupe y las tradiciones de esta vecina comunidad autónoma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *