Hermanos de Expiración, con su silencio, muestran a La Isla como hacer estación de penitencia



La bicentenaria Hermandad de Expiración sacó a la calle en la noche del Jueves Santo un cortejo en el que cada año va incorporando detalles nuevos. Entre ellos la bandera-bacalao estrenada en los cultos cuaresmales de la cofradía y que sirvió para sustituir a la que actualmente se usa.

El cortejo, que no varía con respecto a otros años, sigue manteniendo su misma estructura y destaca entre ellos la guarda de escoltas que antecedían al paso del Santísimo Cristo de la Expiración.

La hermandad gana con su recorrido y es en la zona de Murillo, San Esteban y San Gaspar donde se puede ver mejor este testimonio de fe en silencio de los hermanos de la Expiración.

El repertorio de marchas, bastante cuidado, estuvo a cargo de la Banda de Música de la Hermandad del Nazareno bajo la dirección de Juan Luis Álvarez Llave quien puso los únicos sonidos musicales tras el palio de la Virgen de la Esperanza. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *