4.865 euros de capataces y cuadrillas de Cádiz para paliar los efectos de la crisis del COVID-19

La casi totalidad de los capataces y cuadrillas de Cádiz, a la que se ha unido también la cofradía del Perdón y algunos donantes particulares, ha reunido  en las últimas semanas 4.685 euros con los que queremos aportar nuestro grano de arena y colaborar a paliar los efectos económicos que está produciendo la pandemia del Covid-19. 

Este dinero va a ser donado a las Hijas de la Caridad, que gestiona el comedor de María Arteaga; a la Fundación Virgen de Valvanuz, de la Pequeña Compañía de Jesús, que también tiene un comedor social y que reparte alimentos en la calle Santiago; y a las hermanas de sor Ángela de la Cruz y del Rebaño de María, que ambas realizan una labor social con los más vulnerables.

A estas entregas en metálico se le va a unir la donación de un importante lote de alimentos al Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Cádiz como aporte a la campaña que está realizando con el reparto de comida a diversos colectivos que están pasando por dificultades.

Por último, habrá también un pequeño remanente de dinero para poder atender a cargadores de las diversas cuadrillas que estén pasando por una situación económica complicada.

Estamos viviendo días muy difíciles como ninguno de nosotros podemos recordar. A la crisis sanitaria con el sufrimiento de muchas personas, se le une también un problema económico que se irá acrecentando a lo largo de los próximos meses sin que todavía seamos capaces de saber hasta dónde va a llegar. Como cristianos que somos, no podíamos mirar hacia otro lado y era necesario que nos comprometiéramos en la medida de nuestras posibilidades a arrimar el hombro con las personas más vulnerables.

Por ello, la casi totalidad de los capataces de Cádiz, en nombre de nuestras cuadrillas, y la cofradía del Perdón nos hemos unido en una bonita y, a la vez, necesaria iniciativa. Somos conscientes de que es un pequeño grano de arena en un desierto porque las necesidades son muchas, pero al menos servirá para ayudar a soportar el peso de todos los que están codo con codo con aquellos que lo están pasando mal, especialmente aquellas organizaciones que están en el ámbito de la Iglesia.

“Los capataces deseamos que esta iniciativa común sea también el inicio de una colaboración en el futuro que sirva para realizar acciones conjuntas solidarias y nos ponemos a disposición de los colectivos para ayudar en aquello que sea necesario”, indican. (ISLAPASIÓN).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *