Expectación máxima en el barrio de la Merced. Las cinco y media de la tarde y las gorras blancas de la banda de cornetas del Rosario comenzaban a inundar las calles de este castizo barrio gaditano. Sin duda la salida extraordinaria de la Hermandad de la Sentencia con motivo de su 75 aniversario fundacional había aglutinado tanto en la calle Merced como en la plaza de las Canastas a un gran público desde primera hora de la tarde.

El misterio de la Sentencia salió, a las seis de la tarde, con la dificultosa maniobra que deben realizar sus hermanos cargadores en el dintel de la iglesia de la Merced. Desde allí y antecedido por un cortejo repleto de representaciones -incluida la de la sevillana Hermandad de la Macarena- comenzó el deleite para los sentidos que forma el binomio entre el paso de misterio de Sentencia y los sones de la banda de cornetas y tambores de Virgen del Rosario.

La bajada por la calle Merced ya antecedía lo que sería ese éxtasis del barrio con la llegada a la plaza de las Canastas. Desde un balcón de los engalanados se escuchó ¡Vámonos con el Canastero! y una levantá portentosa puso de nuevo al barco de la Sentencia a andar por el lugar más característico de su recorrido. Aquí sonó "Tu Sentencia" marcha que se estrenaba en este momento y que lenvató los aplausos del público que llenaba la plaza.

Desde aquí hasta San Juan de Dios para buscar por Sopranis la llegada a la iglesia de Santo Domingo donde visitó a una representación de la Hermandad de la Cena en otro de los momentos más significativos de esta salida.

De nuevo con un andar portentoso recorrió la calle Nueva donde sonó "Gitano tu eres de Santa María" y "Eternidad" marchas que el público agradeció con aplausos en varios momentos de su interpretación.

La llegada hasta Catedral trajo algo más de público que se congregó en las zonas más amplias del recorrido. Una vez la Cruz de Guía llegó a la iglesia de Santa Cruz -ya bajaba por la empinada calle lateral- comenzaron a caer algunas gotas que obligaron a la hermandad a modificar su itinerario y continuar por el Campo del Sur hasta la bajada por el lateral de San Juan de Dios para volver por la plaza de las Canastas hasta su templo.

Esta variación del itinerario no modificó el gran espectáculo entre mecíos y marchas que se produce cada vez que el misterio de la Sentencia se eleva a los cielos de Cádiz y una corneta del Rosario apunta una nueva marcha. La llegada a la plaza de las Canastas se hizo esperar. El público que se congregaba en Santa Cruz cogió sitio en la céntrica plaza con antelación una vez se sabía el cambio de itinerario. El misterio venía andando pausado y tras varias marchas se posó antes de entrar en la plaza.

En estos momentos unas gotas -algunas más que en el tramo de Catedral- hizo que el paso se levantara presuroso y que a paso de traslado solo con el acompañamiento de los tambores recorriera la plaza y la calle Merced para quedar ante el templo mercedario. Allí sonó el Himno y de nuevo la marcha que hoy se estrenaba con lo que se puso fin -una hora antes de lo previsto- a una salida extraordinaria que llenó las calles del centro de Cádiz de todo el ambiente cofrade de la Bahía. (ISLAPASIÓN).

Galerías: