En la noche de ayer la Virgen del Amparo, de la gaditana hermandad de Borriquita, después de una semana en el convento de las carmelitas descalzas de la plaza de Argüelles regresó al Carmen. 

Lo hizo a las ocho y media de la tarde, después de que se celebraran vísperas (a las siete) y una eucaristía (siete y media). El traslado de la dolorosa al templo de la Alameda se hizo con el acompañamiento musical de un grupo de músicos de Pedro Álvarez Hidalgo, discurriendo el cortejo por Argüelles, Alameda, Isabel La Católica, Cristo de la Vera-Cruz, San Francisco, Beato Diego, San Pedro, San José, Enrique de las Marinas, Fernán Caballero, Adolfo de Castro, Bendición de Dios y Alameda Marqués de Comillas.  (ISLAPASIÓN).

Galerías: