Desde la posada hasta el propio nacimiento del Hijo de Dios pasando por una improvisada herrería, y todo en La Salle. De esta forma han querido volver a recrear los cofrades de la hermandad de Cristo Rey el Belén viviente que cada año montan en el patio interior del colegio lasaliano.

Con la participación de cerca de treinta cofrades y con un trabajo de semanas para cuidar hasta el más mínimo detalle, en la jornada del sábado 21 de diciembre se abría a las cinco y media de la tarde para poder ser admirado por el público que transita por la céntrica calle Real.

En el primero de los días que este Belén viviente está abierto al público se registró durante las más de cinco horas que estuvo abierto una gran afluencia de público que se espere aumente en la jornada de hoy, domingo 22 de diciembre, en los horarios de mañana -de once de la mañana a tres de la tarde- y de tarde -de cinco de la tarde a nueve de la noche- en el que estará abierto.

De nuevo, un año más, la Hermanda de Cristo Rey se suma a las representaciones que se desarrollan en la ciudad y mantiene una de sus actividades más coloristas y que hace, cada año, sonreír y admirar a cientos de pequeños y curiosos que se acercan por el colegio de La Salle en la calle Real. (ISLAPASIÓN).