Desde la noche de ayer la Divina Pastora de las Almas Coronada se encuentra en la parihuela que la deberá llevar desde esta noche a celebrar el X aniversario de su Coronación Canónica.

Con el manto celeste bordado y una nueva saya donada por unos hermanos la Santísima Virgen se encontraba radiante, con pamela y aro de estrellas, en un lateral del altar mayor del templo pastoreño.

Además los hermanos de la Pastora han engalanado las calles Marconi y Maldonado así como las inmediaciones del convento de las Madres Capuchinas al que tras la misa de ocho de la tarde partirá la Divina Pastora.

El único factor que no controla la hermandad es el meteorológico. Los partes dan estabilidad para toda la jornada de hoy pero una inestabilidad en forma de precipitaciones que, aunque ha bajado considerablemente en las últimas horas, está prevista para la mañana del domingo cuando la Santísima Virgen parta del convento de clausura en dirección a la Iglesia Mayor Parroquial.

La hermandad decidirá esta tarde lo que va a hacer en todo el fin de semana y lo comunicará a sus hermanos tras la misa de ocho de la tarde en el templo de la Divina Pastora. 

Sea cual sea la decisión lo que está seguro es que mañana se celebrará una eucaristía en la Iglesia Mayor Parroquial a las once de la mañana en acción de gracias por los diez años transcurridos tras la Coronación Canónica de la Santísima Virgen el 1 de noviembre de 2004. (ISLAPASIÓN).

Galerías: