De nuevo un 12 de agosto llega al barrio de la Pastora y con él el comienzo del Triduo a la Santísima Virgen que da nombre a este barrio isleño y que congrega en torno a sí a cientos de hermanos y devotos en unos días marcados por las altas temperaturas de la tarde y los bancos ocupados del templo pastoreño.

A las ocho menos cuarto de la tarde daban comienzo en este primer día de Triduo los cultos a la Divina Pastora con el rezo del Santo Rosario y la Exposición del Santísimo. Tras esto la celebración eucarística que ha estado presidida por Fray Gil González Pérez, O.P., dominico del Real Convento de Santo Domingo de Jerez de la Frontera. 

Junto al dominico estuvo concelebrando el arcipreste de la ciudad y hermano pastoreño el Rvdo. P. Alfonso Gutiérrez Estudillo. 

Gil González destacó la gran preparación de la hermandad de estos cultos a través de la vocalía de cultos mucho antes incluso de dar comienzo los mismos, la gran afluencia de hermanos y la importante preparación que los pastoreños viven en estos días de cara a un nuevo 15 de agosto.

También destacó en su homilía el dominico natural de Asturias lo impresionado que estaba desde su llegada a Jerez con las muestras de devoción popular: primero junto a la Virgen del Rocío y ahora en el redil pastoreño de San Fernando. 

En el apartado de ofrendas los jóvenes pastoreños (JUVENPAS) entregaron para que fueran bendecidos los cayados que lucirán la Santísima Virgen y el Pastorcito Divino en la salida procesional del próximo 15 de agosto así como el mayordomo y fiscal de la junta de gobierno portaron la vara del hermano mayor que también fue bendecida para pasar posteriormente al lugar oportuno junto al libro de reglas de la corporación.

En la celebración eucarística también se bendijeron las medallas de los nuevos hermanos y fueron impuestas por el hermano mayor de la Pastora, Juan José Romero Ruiz, a aquellos que han aumentado en estos últimos meses la nómina da la corporación de la Divina Pastora.

Al finalizar la misa, y tras el canto de la Salve Pastoreña, se hizo entrega a más de una veintena de hermanos y hermanas de la Divina Pastora de un artístico pergamino con motivo de los 25 años de pertenencia como hermanos a esta corporación. 

El primer día de Triduo estuvo dedicado a la ciudad de San Fernando y por ello acudió el teniente de alcalde Ángel Martínez en representación de la corporación municipal así como el presidente del Consejo local de Hermandades y Cofradías, José Maunel Rivera Barrera, junto al vocal de glorias del citado organismo, Diego Ortiz. (ISLAPASIÓN).

Galerías: