El 2 de enero, primer día de actividad cofrade en San Fernando, finalizó con la Función Principal que la Hermandad del Gran Poder celebra con motivo de la antigua festividad del Dulce Nombre de Jesús.

Tras la exposición de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder durante la jornada en horario matinal y vespertino dio comienzo a las siete y media de la tarde la celebración eucarística presidida por el Rvdo. P. José Manuel Carrascosa, párroco de la Sagrada Familia y director espiritual de la corporación del Miércoles Santo.

Una eucaristía marcada por la participación de un buen número de hermanos de la cofradía del barrio de la Bazán así como por la bendición del nuevo Simpecado, obra bordada de Dolores González Fuentes bajo diseño de Juan Guerrero Pérez y con imaginería de Joaquín Domínguez Vidal.

La jornada sirvió también para el acopio de alimentos de primera necesidad en la campaña "Ningún pobre en mi barrio" con la que se ayudarán a las familias más necesitadas acogidas en Cáritas de la parroquia.

Un 2 de enero que finalizó con la única diferencia con respecto a años anteriores de no poder venerar en ceremonia de Besamanos a Nuestro Padre Jesús del Gran Poder debido a las condiciones marcadas por las autoridades sanitarias por la pandemia del coronavirus. (ISLAPASIÓN).

Galerías: