En nuestro afán por volver la vista atrás en los eventos que marcaron un momento en la historia de las hermandades nos retrotraemos 25 años: comienzos del mes de julio de 1989.

Al igual que hace unas semanas el mundo cofrade de San Fernando se congregaba para un hecho que se ha repetido 25 años después, la toma de posesión de un nuevo Consejo local de Hermandades y Cofradías.

En aquella ocasión el lugar escogido fue la entonces sede del Consejo de Hermandades, el antiguo Hospital de San José y el presidente elegido el recordado cofrade lasaliano Joaquín Rodríguez Royo. El acto fue presidido por el Vicario General de la Diócesis, el Rvdo. P. Félix González del Moral, al que acompañaron el entonces arcipreste de la ciudad, Rvdo. P. Pedro Nolasco, el Presidente del Consejo Diocesano, Francisco Carnota Acera, el Presidente de la Junta Oficial de Cofradías de Cádiz, Rafael Corbacho, y un gran número de representantes de las hermandades y cofradías isleñas.

El acto lo abrió el Vicario General de la Diócesis quien cedió la palabra al anterior secretario del Consejo local que dio lectura al acta del último pleno de Hermanos Mayores en el que tras la oportuna votación por mayoría fue elegido como presidente Rodríguez Royo quien ante los evangelios juró su cargo y le fue impuesta la venera como presidente del Consejo por parte del padre Félix González.

Rodríguez Royo tomó la palabra para agradecer en primer lugar la confianza depositada por los Hermanos Mayores y la del Obispo Diocesano por la confirmación en su cargo. Pidió ayuda a los cofrades para afrontar los cuatro años de duro trabajo que se avecinaban siempre "en favor de la pastoral propia de las cofradías". Añadió también que venía al cargo "con humildad y a servir a los cofrades".

Francisco Carnota, presidente del Consejo Diocesano de Hermandades y Cofradías, también intervino en este acto congratulándose de encontrarse de nuevo en San Fernando, una ciudad "importante en lo cofrade puesto que es una de las que mayor número de cofradías tiene en su haber". Aseguró Carnota a Rodríguez Royo poder contar con todo el apoyo desde el Consejo Diocesano así como ya lo había tenido en su anterior mandato.

El cierre del acto estuvo a cargo del Vicario General de la Diócesis quien disculpó la ausencia del Obispo y pidió a los cofrades isleños seguir trabajando en esta parcela de la pastoral. (ISLAPASIÓN).